Con más tecnología se pueden reducir pérdidas en cosecha

En plena cosecha más del 60% de la soja estuvo guardado en silobolsa, sistema que contribuye a que los precios se mantengan porque el productor decide el mejor momento para vender el grano.

Por
29deAgostode2011a las16:08

La Argentina puede mejorar drásticamente la eficiencia en la cosecha y reducir las pérdidas de u$s 1.200 millones anuales, con cambios sencillos y mayor incorporación de tecnología disponible, sostuvo el consultor Sergio Marinelli.

Al coordinar el módulo de proceso de cosecha, que se desarrolló en las jornadas de capacitación Admite Agrícola, Marinelli denunció que sólo por cosechar mal, en el país se pierden alrededor de u$s 1.200 millones anuales.

En el entrenamiento en el uso de maquinaria agrícola que se llevó a cabo en la Escuela Salesiana Don Bosco de Venado Tuerto, Santa Fe, se repasó el funcionamiento de los tres sistemas de cosecha que hay en la Argentina, con diferenciación y comparación a campo y demostración de regulación de cada sistema para su óptima performance.

Se trata de cilindro o convencional, trilla axial o de rotor y el sistema híbrido o mixto.

«Partimos de la base de que en la Argentina sólo por cosechar mal se pierden u$s 1.200 millones anuales, por eso la idea es que con las 30 mil cosechadoras que tenemos recuperemos 500 millones o lo que sea haciendo pequeños ajustes que suelen sorprender por su simplicidad», señaló Marinelli.

Por esto, para el especialista, la cosecha tiene cuenta pendiente en la incorporación y asimilación de la tecnología, tanto de precisión como otra más simple que está disponible hace años.

Según el capacitador, los alumnos mostraron un conocimiento cabal de los sistemas convencional y axial, y si bien no es común en el país también «tenían visto el sistema híbrido».

Pero reconoció: «Me llamó la atención el vacío de información que hay en el cultivo de arroz en cuanto a evaluación de los sistemas, monitoreos de pérdidas, entre otros factores».

Además destacó un cambio generacional en los usuarios y dueños de la maquinaria agrícola, que en general están ávidos de tener información, tengan una formación agrotécnica o no.

«Esto es una actitud positiva para dar el paso que tenemos que dar en el uso de la tecnología», dijo.

En materia de embolsado y extracción de granos Marinelli sostuvo que la bolsa se ha convertido en una herramienta fundamental en el país. Así «en momento de cosecha más del 60% de la soja estuvo en silobolsa en manos del productor, sistema que cambió la economía en la Argentina y que contribuyó a que los precios se mantengan, porque decide el mejor momento para vender su grano en forma directa», expresó.

Con este escenario, el trabajo en el mejoramiento del uso de los equipos de embolsado y extracción es muy importante.

Marinelli mencionó «los que tienen el tubo que gira hacia ambos laterales, con lo cual se pueden cargar los camiones de un lado u otro».

La tecnología nacional en este segmento está a la cabeza en todo el mundo, a pesar de que muchos de los proyectos se iniciaron en Estados Unidos. De hecho, Marinelli indicó que «en general en agricultura de precisión nosotros estamos lejos, adelante».

Temas en esta nota