Revelan estimación de cosecha para 2020

En un escenario «realista», se estima que la producción de soja podría crecer al 3% promedio anual y llegar a 66,5 millones de toneladas en la campaña 2020-2021, de acuerdo con un trabajo de la Fundación Mediterránea conocido ayer.

Por
31deAgostode2011a las11:14

«Esto se lograría con un aumento del área sembrada (1,4% anual promedio) y del rinde medio (1% anual promedio)», sostuvo la entidad.

Sin embargo, para técnicos de la Bolsa de Cereales porteña el flujo de la soja depende de los precios y de los demás cultivos, además del clima y de cómo acompañe.

Un caso fue la campaña 2009-2010, que fue el período en que más alta producción de soja hubo, con 55 millones de toneladas y 19 millones de hectáreas sembradas.

No obstante, en el ciclo siguiente, el último, con el fenómeno La Niña durante parte de la campaña, se sembraron 18,5 millones de hectáreas y se cosecharon 49,2 millones de toneladas.

La Fundación Mediterránea, originaria de Córdoba, también hizo proyecciones para la molienda de soja, que podría crecer al 3,6% de promedio al año. Esa tasa es ligeramente superior a la de la producción, e indica que «cada vez más soja se destinará a la molienda, en detrimento del destino exportación».

La industria, que procesa en la actualidad 39 millones de toneladas, pasaría a 56 millones de toneladas en diez años, en la campaña 2020/2021.

Según los especialistas de la fundación, la producción de harina de soja, uno de los subproductos de la industria aceitera, pasaría de 30,6 millones de toneladas a 43,7 millones al final del período bajo análisis.

Se espera que el consumo interno crezca por encima de la producción, al 4,6% promedio anual, de la mano de la mayor demanda para suplementación animal.

Las exportaciones netas se incrementarían de 29,9 millones a 42,2 millones.

En materia de generación de divisas, los técnicos proyectaron precios bajo un escenario conservador con un valor FOB de u$s 450 la tonelada de soja.

Los ingresos generados por la cadena en materia de exportación se encontrarían en el rango de u$s 26.500 millones.

Además habrá divisas adicionales que se generarán a partir de la mayor exportación de biodiésel basado en aceite de soja. Esta mayor producción de soja y de sus derivados requerirá ampliar la fuerza de trabajo de la cadena.

El trabajo supuso que el empleo directo pasaría de 277 mil puestos a 325 mil, una generación neta de 48 mil puestos.  

Temas en esta nota