Inician el debate de la boleta única, pero no podrá aplicarse en octubre

El oficialismo no logró bloquear la discusión, que seguirá durante la campaña.

Por
01deSeptiembrede2011a las07:11

El debate sobre la instauración de la boleta única para las elecciones nacionales arrancó en Diputados, a una velocidad bastante menor de la que en un primer momento habían imaginado los bloques de la oposición. En la Comisión de Asuntos Constitucionales, integrantes del radicalismo, el peronismo disidente, la Coalición Cívica, el PRO y el Frente Amplio Progresista coincidieron en elaborar un “plan de trabajo” con invitados, discutir la cuestión sin urgencias y de ese modo desistir de implementar el nuevo sistema el 23 de octubre. El objetivo de aprobar la iniciativa en las dos Cámaras a tiempo para las próximas elecciones generales era prácticamente imposible, y así buscaron quitarle al kirchnerismo el argumento para oponerse al tratamiento de los seis proyectos presentados.

Al abrir la reunión, la peronista disidente Graciela Camaño –titular de la comisión– adelantó que la jornada de ayer no habría dictamen. Y diputados de diferentes bloques lo fueron ratificando en sus intervenciones, mientras sugerían invitados para sumar al debate. “Es muy difícil llegar a una reforma del sistema electoral para la próxima elección. Hay que ser sensatos, esto requiere consenso ”, planteó Adrián Pérez, de la Coalición Cívica. La modificación a la ley electoral requiere mayoría calificada, es decir 129 votos positivos. “Este es un proyecto de envergadura y demanda más tiempo de trabajo”, se sumó Margarita Stolbizer, del FAP, y argumentó a favor de la iniciativa: “En las primarias hubo dos dificultades: la demora del Ejecutivo en la transferencia de recursos a los partidos para la impresión, y la desaparición de boletas en el cuarto oscuro. La boleta única sirve para resolver esas dos cuestiones”.

Entre los invitados a las próximas reuniones mencionaron a funcionarios de Santa Fe y Córdoba –las dos provincias en las que se implementó la boleta única–; el diputado santafesino Pablo Javkin –impulsor del proyecto en su provincia– y Delia Ferreira Rubio, de Transparencia Internacional.

Los diputados kirchneristas ingresaron cuando el quórum estaba a punto de lograrse, aunque al rato Diana Conti anunció que se “retiraban”para ir al debate por la ley de tierras (ver “Primer round...”) . Unos pocos se quedaron. “La boleta única agrede la política con construcción colectiva”, dijo Alfredo Dato. Hugo Prieto, aliado K, habló a favor de una mayoría oficialista en el Congreso, y lo cruzó Marcela Rodríguez (ex ARI): “Considerar al Parlamento como un brazo del Ejecutivo es una concepción muy pobre de la democracia”. Los opositores buscan unificar los proyectos para que se vote en el recinto la primera semana de noviembre. “Es mejor la boleta única, mantener un sistema que alimenta el fraude es insostenible ”, afirmó el radical Ricardo Gil Lavedra. “Se va a terminar con el reparto clientelista de boletas”, dijo Laura Alonso, del PRO.

Por Martín Bravo.

Temas en esta nota