Llega a EE.UU. la vacuna antiaftosa producida en el país

Biogénesis Bagó obtuvo la licencia para venderla allí en casos de emergencia.

Por
02deSeptiembrede2011a las07:37

La industria argentina de productos veterinarios y biotecnología animal acaba de dar un salto sin precedente: Biogénesis Bagó, un gigante que opera en este negocio, se convirtió en la primera empresa del mundo en ser autorizada para que su vacuna antiaftosa, que se utiliza a nivel local para el rodeo bovino, ahora esté disponible para la venta en los Estados Unidos. Ese país tiene un stock vacuno de unos 100 millones de cabezas y es muy celoso de la sanidad de sus animales.

La noticia coloca a la empresa en una situación de vanguardia. En rigor, la compañía, que en 2006 dio un primer paso en ese mercado como proveedor del Banco Norteamericano de Antígenos (el principio activo) de Fiebre Aftosa, ahora ya cuenta con licencia y permiso de importación, distribución y venta de su vacuna, denominada Bioaftogen.

Esto significa que, ante situaciones de emergencia por brotes de la enfermedad, esa vacuna, la misma que ya se emplea aquí (pues, a diferencia de la Argentina, Estados Unidos es un país libre de la enfermedad sin vacunación), podrá ser utilizada con la supervisión del Servicio Veterinario del Departamento de Agricultura (USDA/APHIS) norteamericano.

Para tener en cuenta, Estados Unidos no registra focos de aftosa desde 1920. Allí, las hipótesis de que eso pueda volver a ocurrir son dos: la primera, que ocurra de manera natural por una infección con el virus en sus rodeos o, en un segundo caso, que esto ocurra por un ataque de bioterrorismo. De hecho, la planta de Biogénesis en Garín es considerada por Estados Unidos, según revelaron los cables que dio a conocer el sitio WikiLeaks, como una de las áreas sensibles para ese país ante una situación de emergencia.

"A ellos les interesa tener un stock renovable [de vacunas]", contó a La Nacion Rodolfo Bellinzoni, director de Operaciones de la empresa. Trascendió que ese stock renovable, cuya cantidad todavía no se definió, formará parte de un acuerdo confidencial.

"La obtención de esta licencia es una fuerte demostración del alto nivel del complejo científico tecnológico regional de América del Sur para el desarrollo de herramientas que sirven para controlar y erradicar la fiebre aftosa, así como otras enfermedades que afectan los estatus sanitarios y la producción de alimentos de origen animal", dijo Guillermo Mattioli, director de la compañía.

La empresa es la principal proveedora internacional de esta vacuna. Tiene una capacidad de producción anual de 200 millones de dosis multivalentes y, además, es la mayor exportadora de productos veterinarios en general.
En números

Los números parecen avalarla. En 2010, de una facturación total de unos 100 millones de dólares, el 50% provino del rubro exportación y la otra mitad fue por facturación en el mercado interno. Para este año, la firma tiene proyectado saltar a una facturación general de unos 130 millones de dólares.

En el plano local, cubre más del 90% del mercado en el caso de la vacuna antiaftosa, con unos 80 millones de dosis, repartidas en las dos vacunaciones que aquí se aplican por año.

Desde 2001, la firma lleva invertidos entre 15 y 20 millones de dólares en mejoras, para lograr mayor volumen y calidad.

Por Fernando Bertello.

Temas en esta nota