La Argentina no está blindada ante la crisis - Seminario de Comercialización de Granos AACREA

Polémico y con su habitual sentido del humor, el economista Juan Carlos de Pablo abordó sintéticamente los principales temas de la agenda nacional e internacional.

05deSeptiembrede2011a las17:27

En el marco del 13º Seminario de Comercialización de Granos, organizado por Aacrea, que tuvo lugar esta mañana en el Salón San Martín de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el economista Juan Carlos De Pablo desarrolló una disertación que comenzó con el panorama económico y financiero internacional.

En relación a los fuertes cuestionamientos actuales que sufre el sistema capitalista global, De Pablo señaló: “No podemos pensar, ante cada crisis, que se viene el fin del capitalismo. La historia nos dice que el capitalismo es un sistema que le encontró la vuelta a los principales problemas de la sociedad, incluso en los peores momentos, como ocurrió en la dolorosa crisis de los años 30”.

El disertante relativizó los comentarios de algunos expertos, como el Premio Nobel de Economía Paul Krugman: “No hay que darle tanta importancia a los especialistas. No porque sean malos profesionales, sino porque, simplemente, no tienen forma de saber lo que va a ocurrir. Tal vez Krugman tiene razón y a la economía estadounidense le lleva al menos 15 años salir de esta recesión. Pero no hay forma de saberlo”.

“Henry Kissinger decía que los asesores nunca son penalizados cuando alertan sobre algo que nunca ocurre. Pero sí son penalizados si algo malo ocurre y ellos no alertaron. Por eso, prefieren siempre crear alertas e infundir miedo”.

¿Cómo impactará esta crisis sobre la Argentina? En principio, el impacto será relativo: “Nuestro país está vinculado al mundo por cuestiones comerciales, no por cuestiones financieras. Sin embargo, no estamos blindados ante la crisis, de ninguna manera”, alertó el orador.

¿Puede ser el Banco del Sur un paso positivo para que la región pueda evitar los efectos de la crisis de los países desarrollados? En relación con esa iniciativa –cuya aprobación por parte del Congreso argentino está pendiente para este mes- señaló: “Phelps (Edmund, economista, Premio Nobel 2006 por sus investigaciones acerca de la interacción entre las expectativas de inflación y el desempleo) viene seguido al país, porque está casado con una argentina. Recientemente, cuando le preguntaron sobre el Banco del Sur, dijo: Es una gran idea si la conducción del banco me la dan a mí o al algún otro especialista; pero si se la dan a un político, no creo que funcione. Esa respuesta lo dice todo”.

China y Brasil

En relación con el debate sobre la sustentabilidad del crecimiento chino, De Pablo señaló: “Debemos suponer que los chinos seguirán haciendo cosas correctas. Su proyecto de desarrollo comenzó hace más de un cuarto de siglo y gracias a eso están incorporando al 20% de la humanidad al Siglo XXI. Todavía tienen varias décadas de trabajo por delante y es un proyecto inconcluso; mientras tanto, todo el mundo está buscando hacer negocios para aprovechar esta transición china. Y la verdad es que yo no dejaría de hacer negocios con China pensando que en el futuro le pueda ir mal”.

“¿Sobrevivirá el sistema político chino a todos estos cambios? No lo sé. Nadie lo sabe. Pero a la hora de tomar decisiones, no sería inteligente desaprovechar esta oportunidad”, agregó.

En cuanto a Brasil, De Pablo señaló: “No me adhiero a esta imagen brillante que todo el mundo tiene de Brasil, como si ya fuera un país del primer mundo. Cuando uno ve brasileños viajando por todos lados, cuando se los ve aquí en los negocios diciendo déme dos, tiendo a suponer que en algún momento algo ocurrirá con el tipo de cambio”.

“Mantener buenas relaciones con Brasil es positivo. Pero no caigamos en la fantasía de que Dilma Rousseff llamará a Cristina K

Temas en esta nota