Los productores de maíz dicen que dejan de ganar US$ 845 millones

Afirman que el sector primario transfirió esa suma a los exportadores por la intervención estatal. El mercado perdió competencia entre sus actores cuando el Gobierno comenzó a aplicar los Registros de Operaciones de Exportación (ROE).

08deSeptiembrede2011a las09:51

El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Néstor Roulet, dijo que las intervenciones del Gobierno en el mercado del maíz han provocado "una retención encubierta", que, sumada a la oficial, del 20 por ciento a las exportaciones, representan un descuento real en el precio que recibe el productor del 39 por ciento. En dinero, significa una transferencia de 845 millones de dólares del sector primario al sector exportador.

Roulet se refirió así a un análisis económico realizado por Cartez, sobre la base de datos propios y de la Bolsa de Comercio de Rosario. Y a manera de ejemplo dijo que dicha suma es equivalente "a la inversión de 40 plantas de bioetanol o al 70 por ciento de la inversión del sector en máquinas herramientas o al valor del 80 % del fertilizante utilizado en la última campaña o a 2000 cosechadoras o al valor de 4000 tractores".

Para llegar a esa cifra Roulet multiplicó la diferencia de 60,39 dólares que, según el estudio, surge entre la cotización del FAS Teórico (230,39 dólares) y el precio real que recibe el productor (170 dólares) multiplicada por el saldo exportable de la cosecha 2010

"Esto hace que, en definitiva, en el maíz haya un descuento real del 39%, al que podemos denominar retención encubierta, entre las retenciones oficiales del 20 por ciento y el importe que deja de percibir el productor. Es decir que un productor argentino cobra un 39% menos por cada tonelada de maíz en comparación con lo que percibe cualquier productor mundial por el cereal", señaló el ruralista.

Según el dirigente, que el mes pasado se presentó en la provincia de Córdoba como candidato a vicegobernador en la fórmula radical encabezada por Oscar Aguad, "a días de la siembra del maíz, observamos cómo las distorsiones del mercado promovidas por el Gobierno acentúan aún más la concentración de riqueza en ciertos eslabones de la cadena, perjudicando, en definitiva, al productor".

Explicó Roulet que el cierre de las exportaciones de maíz o la cuotificación a través de los ROE "provocan una falta de competencia en el mercado" e insistió en que, de esta manera, "se elimina a uno de los competidores y se deprime el precio; mientras tanto, el exportador compra al mismo precio (170 dólares por tonelada) que ofrece el del mercado interno para luego venderla a 230 dólares la tonelada", de acuerdo con la plaza exportadora," , concluyó Roulet.

Señales

Paralelamente, mientras el Gobierno todavía no abrió cupos para el maíz de la nueva campaña, trascendió en las últimas horas que funcionarios del Ministerio de Agricultura están trabajando en ello y que en las próximas semanas se permitiría la autorización para la exportación de siete millones de toneladas de la próxima cosecha.

En tanto, consultada por LA NACION, la conducción de la Asociación Maíz y Sorgo Argentinos (Maizar) coincidió con el diagnóstico de Cartez. "Desde que empezó la intervención en los mercados, el Gobierno va entregando ROEs por un volumen que es mucho menor a la oferta de los productores. Y como la ley fundamental del mercado lo indica, cuando la oferta supera a la demanda se genera una sobreoferta artificial y, en consecuencia, el precio cae", dijo el presidente de la entidad, Santiago del Solar.

Por su parte, Martín Fraguío, director ejecutivo de Maizar, dijo que históricamente los precios pactados en el mercado siempre tenían un plus sobre el FAS (precio interno), pero "desde de que se armó este sistema de ROEs la situación cambió". Según el directivo, " y lo que encontramos es que este año, por ejemplo siempre el p

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota