La actividad industrial se desaceleró fuerte en los últimos dos meses

Apalancada por los sectores automotriz, metalmecánica y minerales no metálicos, venía creciendo al 9%. Pero en julio bajó el ritmo al 7% y anticipan que agosto apunta a 6%

Por
14deSeptiembrede2011a las08:50

Los niveles de crecimiento de la industria en torno al 9% del año pasado y principios de 2011 están lejos de repetirse en el segundo semestre. La actividad comenzó a mostrar en julio fuertes signos de desaceleración, al crecer 7,3% interanual, y la proyección es que converja hacia un número incluso más bajo hacia fin de año. De acuerdo con el informe que mensualmente publica el Centro de Estudios Económicos (CEU) de la UIA, en la comparación mensual la actividad mostró una caída de 2,3%.


Los sectores que venían apalancando subas de la actividad industrial superiores al 9% eran el automotriz, la metalmecánica y los minerales no metálicos, pero el mes pasado estos dos últimos moderaron su expansión y ello se reflejó el el índice general debido a la alta incidencia que tienen. A su vez, la producción de alimentos y bebidas registró una caída respecto del mismo mes del año pasado (-1%), tras quince meses consecutivos de crecimiento.


“Este índice es más real. El crecimiento de los meses anteriores en torno al 9/10% estaba muy influido por tres sectores que hoy no crecen tanto”, explicó el economista jefe del CEU, Diego Coatz. Curiosamente, también el cuestionado Indec reflejó en su Estimador Mensual Industrial (EMI) de julio una desaceleración. Según el organismo, el crecimiento de la actividad del mes pasado fue de 7,6%, contra cifras entre 8,5% y 9% interanuales de los períodos anteriores.


El fuerte crecimiento interanual de 2010 se explica a partir de que la comparación se realizó contra el 2009, año de la crisis financiera internacional. Pero llamativamente durante los primeros meses de 2011, salvo contadas excepciones, la actividad industrial siguió comportándose de forma muy expansiva. Ahora el crecimiento parece haber encontrado un límite. Los sectores más pujantes están convergiendo a un ritmo más estable de crecimiento, como es el caso del rubro automotriz, que de trepar 40% pasó a mostrar alzas del 22,6% el mes pasado. Lo mismo ocurrió con la metalmecánica. De crecer al 25% anual, ahora lo hace al 9%.


“Estamos en los máximos de actividad industrial. No se puede seguir creciendo a estos niveles. La inversión debería ser muy alta para seguir sosteniendo tasas del 9% de incremento”, afirmó el economista de Orlando Ferreres & Asociados, Fausto Spotorno. Además, los niveles de utilización de la capacidad instalada llegan casi al 80%, niveles históricos.


El analista adelantó también que esta semana darán a conocer el Indice de Producción Industrial (IPI) de agosto y mostraría un alza de 6,3%, en línea con la cifra de julio. En cuanto al indicador que mide el nivel de actividad económica (IGA), se conocerá el lunes y oscilará entre el 5,5 y el 5,7% de incremento.


De acuerdo con el informe del CEU, con el incremento del 7,3% de julio, el acumulado de los primeros siete meses del año muestra una suba de 9% respecto del mismo período del año pasado. Sin contabilizar el sector automotriz, ese número descendería a 7,7%.
Otros sectores que mostraron buen dinamismo fueron edición e impresión (7%) y minerales no metálicos, que a pesar de que redujo su ritmo de los últimos seis meses, mostró una evolución favorable (6,7%). El resto de la industria manufacturera registró en general variaciones positivas, aunque por debajo del nivel agregado. El sector textil mantuvo el nivel de crecimiento del segundo trimestre, menor a los primeros meses del año.


Los que mostraron retrocesos fueron alimentos y bebidas, productos del tabaco, algunos subrubros de productos químicos, hilados y sectores del segmento pymes.


Por Natalia Donato.

Temas en esta nota