Asia y el Mercosur, juntos por la soja

Especialistas de Brasil, India y la Argentina afirman que existen óptimas condiciones para formar empresas conjuntas con capitales de los dos bloques y que crece la demanda de alimentos derivados de la oleaginosa.

17deSeptiembrede2011a las08:18

En la vida cotidiana viven separados por miles de kilómetros entre sí, pero convocados por LA NACION se unieron por un producto: la soja. Para bucear en las oportunidades y proyectar estrategias en común con foco en una mayor integración entre el Mercosur y los mercados asiáticos. Por esa veta pasó, precisamente, una parte importante de Mercosoja 2011, que culminó ayer con la organización de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja). Allí se habló de la tecnología, de los mercados, la sustentabilidad, pero también sobre cómo entablar lazos comerciales más firmes entre ambos bloques.

Suresh Itapu, un reconocido consultor indio que promueve el consumo de soja entre la población de su país; Ricardo Arioli Silva, director de la Asociación de Productores de Soja y Maíz de Mato Grosso (Aprosoja) de Brasil, Rodolfo Rossi, presidente de Mercosoja 2011 y Miguel Calvo, presidente de Acsoja, coincidieron en un par de puntos clave. Entre otros, se destacan: lograr nuevos accesos de mercado, como el de consumo humano de la soja; mejorar la comunicación acerca de cómo es la producción del cultivo en este rincón del mundo; buscar estrategias para sortear trabas arancelarias y paraarancelarias y apuntar a integraciones industriales, con joint venture privados.

"Hay que buscar una integración industrial en algún subproducto; esto puede ser con joint venture con empresas chinas o lo mismo con la India", expresó Calvo. Rossi añadió: "Creo que se van a generar nuevas empresas, con capitales del sudeste asiático, para buscar oportunidades". El presidente de Mercosoja 2011 ve que India tiene puntos fuertes en áreas como software que podrían resultar beneficiosos para la producción del Mercosur.

Arioli Silva, de Aprosoja, piensa que Brasil y la Argentina no tienen que verse como competidores para Asia, sino trabajar juntos en la mayor cantidad de temas que puedan. "Los países compradores no conocen nuestra forma de producción y muchas veces surgen malentendidos. Tendríamos que mejorar nuestra comunicación", sostuvo.

Rossi coincidió y subrayó que tanto los sectores privados como los Estados deberían armar estrategias comunes. "Tenemos una producción sustentable y buenas prácticas en su uso en muchas regiones. Lo que debemos hacer es vender una buena información sobre esto y los Estados y los privados armar una política para que nos conozcan más".

A nivel local, Acsoja apuesta a dar un paso importante. Junto a los Ministerios de Agricultura y Ciencia se está encarando un estudio de la emisión de gases del efecto invernadero, con foco en la agricultura. "Queremos demostrar la sustentabilidad del sistema productivo", indicó Calvo. Este estudio puede ser beneficioso, por ejemplo, para el biodiésel, ya que hay países, en especial en Europa, que ponen la lupa cada vez más sobre su proceso.

No por nada, otro de los puntos remarcados por los expertos es que los Estados deberían acompañar para derribar las barreras arancelarias y paraarancelarias que hay en ciertos países.

En este contexto, el hindú Suresh Itapu consideró que los gobiernos y actores del negocio deberían tener más relaciones y comunicación entre sí para una estrategia en común.

"Hay que evitar problemas en el comercio. Todavía hay ciertas restricciones a los transgénicos, pero los gobiernos deben trabajar en este punto para mejorar los accesos", indicó. "Es política, no científica (la restricción a los OGM), pero la gente tiene que saber que son seguros", añadió.

Según Itapu, el consumo de soja como alimento humano creció en su país 10 veces en los últimos años y lo va a hacer otras 25 veces más en la próxima década. Gira en

Temas en esta nota