La revolución agroinformática

El autor destaca los beneficios y desafíos técnicos que involucran las nuevas herramientas digitales que asisten a la agricultura. Entre ellos, cita, a escala de lote, el uso de la información para el desarrollo de la agricultura por ambientes y de precisión, y puntualiza las ventajas de la aplicación de estos avances en las distintas regiones de la Argentina.

17deSeptiembrede2011a las08:30

El sector agropecuario vive un momento histórico, que no tiene que ver con los mercados mundiales o con la política agrícola del gobierno de turno, sino con el vertiginoso avance de la tecnología que, desde diversas disciplinas, impactan en él y nos embarcan en una verdadera revolución agroinformática.

Consiste en la aceleración del proceso de utilización masiva de nuevas herramientas tecnológicas. Estas herramientas abarcan tanto al hardware como al software, y van desde la utilización de sistemas de información administrativa y contable hasta el uso de la información de los monitores de rendimiento de la cosechadoras, la información proveniente de los satélitales y otras fuentes, impulsadas por la aun insuficiente, pero creciente, mejora de la conectividad del interior del país.

En este contexto, una nueva forma de manejar la información y sacar más provecho de la misma está despegando, y parte de este proceso es la agricultura de precisión.

Una nueva agricultura de uso intensivo de la información digital se está imponiendo, y trae consigo enormes ventajas y nuevos desafíos técnicos. La información con que puede contar un ingeniero agrónomo para tomar una decisión de fertilización de un lote está pasando de unos pocos datos a miles de ellos. Cómo tomar decisiones acertadas con este cúmulo de información pasa a ser un nuevo desafío. No toda la información es útil al conocimiento y la toma de decisiones, pero es común caer en la minimización de esta ventajosa información disponible, para no enfrentar el desafío de qué hacer con ella.

En esta nueva “agricultura de información y comunicaciones”, que hace uso intensivo de fuentes de información digitalizada, comunicación y robótica, podríamos incluir a algunas disciplinas que denominamos agricultura de precisión, agricultura por ambientes, agrónica, monitoreo remoto, etc.

Las bases de la agricultura por ambientes son:
- El foco en la caracterización de ambientes.
- Precisión temporal.
- Orientada a macroambientes. (Escala a nivel de varios metros) Por su parte, la agricultura de precisión se basa en:
- El foco en la distribución de insumos y la eficiencia de la maquinaria.
- Precisión espacial.
- Orientada a microambientes (Escala a nivel metro a submétrica).
De este modo, el concepto de precisión no siempre tiene que ver con una alta precisión espacial, ya que un enorme impacto en estos nuevos procesos agrícolas no tienen que ver con esa escala, sino con dividir ambientes de cientos de metros, y manejar mucha información, tanto histórica como online, de diferentes sensores.

También es incalculable el impacto de estas nuevas fuentes de información a escala regional, tanto para aplicaciones en el sector privado y público como en la investigación.

El avance hacia unidades de acción marcadas por ambientes homogéneos desde el punto de vista agronómico y no de lotes arbitrariamente divididos en cuadrados o medianamente ajustados para técnicas perimidas, nos introduce en un nuevo paradigma, que lejos de ser tan espectacular, nos permite hacer ajustes sencillos que puede tener gran impacto, tanto en la productividad como en la baja de costos.

Elegir diferentes rotaciones de cultivos para diferentes áreas es una inversión de casi cero, garantizando de esta manera importantes rentabilidades.

Un paso más allá, y muy accesible en términos de tecnología, costo y esfuerzo (es casi únicamente poner un poco de nuestro tiempo gerencial en seguir este proceso) está el uso de

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota