Histórico: Paraguay logra la primera semilla de soja que resiste a la sequía

El material genético, resultado de una investigación encabezada por la Universidad Nacional de Asunción podría ser liberado comercialmente en 2016. La semilla, que podría aguantar una merma de precipitaciones de hasta 400 milímetros por año, no es un transgénico.

Por
19deSeptiembrede2011a las17:00

A paso lento pero seguro avanza la concreción de la primera variedad de semillas de soja resistentes a la sequía. Tras realizarse la irradiación de las simientes, fueron sembradas en campos experimentales en San Lorenzo, registrándose de esta forma la primera generación de semillas que puede convertirse con el tiempo en una de las herramientas más preciadas para el sector productivo.

El Dr. Héctor Nakayama, investigador del Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (Cemit) de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), quien encabeza el trabajo de investigación, dijo que ahora se está acelerando el proceso para la obtención de una variedad que muestre características uniformes para posteriormente lanzarla al mercado.

Agregó que el tiempo de investigación se podría extender hasta 5 años más, lo que deduce que para el 2016 Paraguay contaría con su material genético tolerante a la sequía disponible para la siembra.

Agregó que deben buscar la variedad para conseguir la estabilidad necesaria: que posean las mismas características o superiores a las variedades de soja existentes actualmente en el mercado.
 “Pueden ser resistentes a la sequía, pero si no contienen el mismo nivel nutritivo, no sirve el trabajo”, resaltó.
 El técnico precisó que la primera generación de semillas que fueron cosechadas durante el último ciclo de producción de soja (abril pasado) se encuentran almacenadas y refrigeradas.

Se estima que para la próxima campaña sojera, que arranca a partir de este setiembre, serán trasladadas hasta el Chaco, para la experimentación de campo, en terrenos de la Cooperativa Chorotitzer Komite Ltda.

Además de sequía, esta primera generación de soja será sembrada bajo condiciones extremas de sequía, alta salinidad y elevadas temperaturas, de modo a crear una variedad resistente, que se genera en condiciones altamente adversas para la producción de la oleaginosa.

Nakayama señaló que la idea apunta a que en esta zafra se tenga ejemplares resistentes y fértiles de modo a mejorar la calidad, teniendo en cuenta que los materiales tienden a retroceder y a volver en su estado anterior.
 De acuerdo a las condiciones en que serán sembradas, estas semillas pueden, inclusive, aguantar una merma de precipitaciones de hasta 400 milímetros por año.

El trabajo se inició con la selección de una variedad de soja convencional (sin transgénesis) que fue llevada a una inducción desde la mutación, sin la presencia de ningún gen transgénico.

Nakayama señaló que no quisieron trabajar materiales transgénicos por el hecho de prever cualquier problema por el uso de una patente comercial de las empresas que explotan este negocio, a la par de generar un material de propagación (semillas) libre de transgénicos.
 Agregó que el proceso se aceleró por medio de la radiación.

EL trabajo es desarrollado en forma regional, con el financiamiento del Organismo Internacional de Energía Atómica, el Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio), la Cooperativa Komite Ltda y la Universidad Nacional de Asunción.

El 43% de la soja paraguaya se perdió en 2009 a causa de la sequía, mientras que la caída en el PBI, por ese motivo, fue de 3.8 por ciento. En paralelo, el país produjo un total de 8.4 millones de toneladas de soja en la campaña pasada, correspondiente al período 2010/11.

Temas en esta nota