Recomiendan refugiarse en bonos locales en dólares hasta que pase el temblor

Algunos creen que algunos instrumentos en pesos a tasa fija, tomando una cobertura de tipo de cambio en los futuros, también sería una opción. Resurgen apuestas por el oro.

Por
23deSeptiembrede2011a las07:00

En medio del violento desarme de posiciones a nivel mundial, con pérdidas de valor en casi todos los activos (menos del bonos del Tesoro de EE.UU.), la pregunta del millón es qué hacer con el dinero. La clave, según el consenso de los especialistas, es cuidar el capital. No es un alternativa intentar algún movimiento especulativo para ganar con la crisis. Pocos lo logran. Resulta curioso que en la lista de las alternativas más recomendadas para afrontar la crisis estén los bonos argentinos. Específicamente, aquellos en dólares de corto plazo.

Siempre pensando en verde, porque la devaluación del peso continuará, los emitidos a corto o mediano plazo –como el caso del Boden 2015– resultan la opción favorita. La razón, simple. Vence el 3 de octubre del 2015, paga una tasa de interés fija del 7% semestralmente (los 3 de abril y 3 de octubre de cada año), abona el capital al vencimiento (llamado en la jerga bullet) y está emitido en moneda estadounidense. El atractivo, además, es que tiene un rendimiento actual superior al 11%. “No hay que pensar mucho. Para estar al 1% en EE.UU. o al 4% en Europa, la verdad es que estoy más cómodo en renta fija en argentina. Con rendimientos del 10% en dólares, cuando hoy estar cash no paga nada, es mejor estar en bonos”, explicó Augusto Posleman, Gerente de Banca Privada de Puente. “Aún no se consolidó la baja ni el mercado lateral. Vamos a tener 3 o 4 meses de volatilidad extrema”, acotó Jorge Ferreyra, presidente de Ladam Group. Según dijo, observa valor en el oro (“que podría volver a los u$s 1.900 la onza” cuando ayer cerró en u$s 1.735), y alternativas a tasa fija como los fideicomisos en pesos. “Si el inversor cree que el tipo de cambio va a subir, entonces debería comprar un seguro de cambio de dólar contra peso en el Rofex para asegurar que no pierda valor”, afirma. Con los bonos soberanos, si bien tienen rendimientos atractivos, considera que “habrá mucha volatilidad”. “Para los inversores más experimentados, este mercado va a ser para entrar y salir rápido, con ganancias de 3%-4% en un día y luego salir”, vaticinó.

“Los bonos argentinos en dólares son una excelente alternativa. Con bajo riesgo, teniendo en cuenta que la deuda sobre el PBI es muy baja, y con el seguro de repago que otorga el Gobierno al usar las reservas del BCRA. En ese sentido, son opciones dolarizadoras más atractivas con pagos periódicos de los cupones”, sostenía otro operador de la city porteña.

Claramente las acciones no están en el menú anti-crisis. La renta variable, por definición, es mucho más volátil que los instrumentos a tasa fija. Actualmente, el mercado no toma en cuenta los fundamentos de los papeles. “Nos parece que no es el momento para las acciones. Mirando los precios hoy están más abajo que antes y no logran un piso”, contó Posleman.

Si bien está lejos de ser una inversión, la compra de dólares no puede descartarse. Si bien los portfolio managers no recomiendan estar cash en dólares, para el ahorrista común –que no tiene la voluntad de entrar al mercado– una buena cobertura (sin ganar intereses porque los bancos pagan casi cero) son los dólares. Se sabe, el dólar en la Argentina sólo va hacia arriba.

Temas en esta nota