Disputa por la exportación de maíz

Varias pymes se quejan de que en el último reparto de ROE recibieron menos tonelaje que las grandes operadoras del sector.

26deSeptiembrede2011a las06:35

La última reapertura de exportaciones de maíz dejó un tendal de heridos entre las pymes exportadoras, que empezaron a quejarse, según pudo saber La Nacion, de que les tocó un tonelaje muy inferior al recibido por los grandes jugadores del negocio.

La semana pasada, el Gobierno autorizó la exportación de 300.000 toneladas de la última campaña y abrió un cupo de 7,5 millones de toneladas de la cosecha 2011-2012. Si bien el Gobierno es el encargado de habilitar esas cuotas, el reparto interno lo hacen las compañías agrupadas en el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Allí hay unas cuarenta empresas, pero las que más peso tienen son una decena, entre las que se destacan Cargill, Bunge, Dreyfus, Nidera y ADM, las mayores exportadoras, que se reparten el negocio de los cupos que da el Gobierno siguiendo, entre otros, un criterio de past performance de exportación de los últimos años. La cuota para ingresar en ese "club" ronda los 50.000 dólares.

Según fuentes del sector, varias pymes, muchas de ellas no asociadas a esa entidad pero firmantes del último convenio de exportación, pusieron el grito en el cielo porque en la distribución interna pasaron de tener una participación individual del 0,10% de lo autorizado para exportar a apenas un 0,026%.

Con el tonelaje abierto de la cosecha pasada, de 300.000 toneladas cada pyme recibió 300 toneladas, el 0,10%. Si se hubiera seguido ese mismo porcentaje, con el cupo de 7,5 millones de toneladas a cada pyme le hubieran tocado 7500 toneladas. Pero al final se llevaron sólo 2000 toneladas, o sea un 0,026 por ciento del total. "Esto perjudica notablemente a las empresas de capital argentino, ya que se prioriza en los volúmenes a aquellas que son socias del centro de exportadores", dijeron en una pyme.

Según fuentes vinculadas con este sector, de los 184 firmantes del último acuerdo del maíz, alrededor de 170 son pymes y la mayoría, de capitales nacionales. De acuerdo con esas mismas fuentes, para el cupo de 300.000 toneladas las pymes se llevaron en bloque 51.000 toneladas. No obstante, para la cuota de 7,5 millones de toneladas lograron quedarse para sí con unas 250.000 toneladas.

"Más de 7,2 millones de toneladas quedaron para ser distribuidas sólo entre los grandes exportadores. Algunos de los exportadores más grandes llegaron a recibir cada uno 700.000 toneladas, cuando a las pymes que no somos socias nos tocaron 2000", afirmaron en una pyme.

Según averiguó La Nacion, varias empresas les hicieron saber su malestar al CEC. Paralelamente, algunas de ellas también pusieron al tanto de esta situación a las autoridades del Ministerio de Agricultura.

La respuesta que obtuvieron del CEC es que cuando el Gobierno habilita un volumen chico se les otorga en el reparto una participación mayor. Pero cuando se abren cupos más importantes les toca una situación inversa, con un porcentaje menor sobre el total.

En rigor, según otra fuente, estos porcentajes ya venían siendo utilizados habitualmente por los exportadores, pero la polémica se desató ahora, al haber más toneladas para vender. "En otros momentos no había reclamos, pero ahora sí los hay porque todos queremos exportar lo más que se pueda", explicaron en una pyme.

En tanto, desde Agricultura a varias pymes les informaron que presentaran un reclamo ante la Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno (Ucesci), organismo que reemplazó a la ex Oncca y es controlado por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

La Nacion buscó, sin éxito, tener una opinión por parte del Ministerio de Agricultura. En tanto, una fuente ligada a los grandes exportadores dijo: "No tenemos ningún comentario que hacer".

7,5
Millones de toneladas

Es el volumen de RO

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota