Autos: por falta de importados y retraso en la entrega de 0 km sube la venta de usados

En los modelos que se fabrican fuera del Mercosur la escasez hace que los precios de los usados superen a los de los nuevos. El plazo de entrega de un 0 km supera los 60 días.

Por
26deSeptiembrede2011a las07:12

Al igual que los 0 km, los autos usados cerrarán 2011 alcanzando un nuevo récord de ventas. Las elecciones no hicieron mella en el sector que, pese a mostrar incrementos de precios, no encuentra freno en su carrera hacia la meta de vender más de 1.7 millones de unidades.

Según el informe de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), en agosto pasado se vendieron 172.323 autos usados, lo que significó un aumento de 26,9% comparado con igual mes de 2010 (135.798 unidades).

Con este número el segmento ya acumula operaciones por 1.200.899 unidades en los primeros ocho meses del año. Esta cifra también marca el ritmo de crecimiento que está teniendo el negocio de los concesionarios de autos usados, ya que significa un aumento de 21,9% con respecto a igual período de 2010, cuando se vendieron 984.950 unidades.
“Mes a mes el sector de los autos usados nos sigue sorprendiendo”, aseguró el presidente de la CCA, Alberto Príncipe. “La demanda es sostenida y con la propia inercia que ya tiene el mercado vamos a terminar muy bien”, dijo el concesionario. Quien, además, agregó que esta situación de un mercado en donde los concesionarios no tienen que salir a buscar a los clientes, está “llevando a que los stocks de los comercios del país comiencen a achicarse”. Esta reducción de stock es consecuencia de que en los segmentos de más demanda, hay demoras en la entrega de autos 0 km, lo que finalmente también repercute en los precios de las unidades con muy pocos años de antigüedad.

“Indudablemente, si en el mercado no hay el producto que el público quiere, el usado estará más demandado y por lógica se achicará la diferencia entre 0 km y el usado inmediato anterior, esto no sucede en todos los segmentos, sino en los más demandados”, explicó Príncipe.

En el caso de los automóviles producidos en el Mercosur, el titular de la CCA explicó que existen “demoras de más de 60 días en algunos casos” y, para una compra en la que se busca no seguir perdiendo poder adquisitivo consecuencia de la inflación, dos meses se convierte en la mayoría de los casos en un plazo muy largo.

A la hora de pensar en los segmentos que hoy presentan esa particularidad, el también concesionario de Hyndai hizo incampié en el de los autos importados.
“Donde más se observa esta situación es en los usados importados que, como puede ser que no se consiga el modelo 0 km que está buscando el comprador, por las trabas a la importación, el usado-nuevo esté por arriba del precio de lista”, explicó a El Cronista.

Aunque el segmento de los usados no depende directamente del mercado brasileño –como sí sucede con los 0 km– una recesión en el vecino país podría significar un freno para la industria automotriz argentina. Pero Príncipe aseguró que “si hay recesión en Brasil, algo que no creo que vaya a pasar, no nos va a afectar ni va a reducir las ventas”.

Por último el concesionario de autos usados volvió a reclamar créditos “a tasas interesantes”. “Sólo el 35% de las operaciones de agosto se realizan con financiación, el restante 65% se hizo en contado o entregando el usado y efectivo y esto porque no hay tasas atractivas”, expresó Príncipe.

Por David Cayón.

Temas en esta nota