John Deere fabricará en el país tractores y cosechadoras

John Deere comenzará a fabricar tractores y cosechadoras en su planta de Baigorria y también anunció que duplicará la producción de motores. La compañía estadounidense invertirá 100 millones de dólares para llevar adelante el nuevo proyecto que generará 300 nuevos puestos de trabajo directos y 1.000 indirectos.

Por
27deSeptiembrede2011a las06:48

La inversión de la empresa está destinada a ampliar su fábrica para iniciar una línea de montaje de siete modelos de tractores y cuatro de cosechadoras —que hoy son importados en su totalidad—, ampliar la capacidad instalada en su planta de motores diesel que le permitirá fabricar 30.000 unidades al año y comenzar a producir una nueva línea de motores de 3 cilindros, que actualmente no se producen localmente. El inicio de la producción está previsto para junio de 2012.

Desde el ministerio de Industria de la Nación aseguraron que la iniciativa permitirá equilibrar la balanza comercial de la empresa —que hoy cuenta con 520 empleados en su planta de Baigorria— a partir de 2012, sustituyendo importaciones y aumentando exportaciones propias a la región por 155 millones de dólares anualmente. Además de la puesta en marcha de este proyecto la empresa se comprometió a alcanzar en sus maquinarias un contenido de componentes nacionales del 55%.

El presidente mundial de la División Agrícola & Turf de John Deere, Mark von Pentz, le presentó ayer el programa de inversión a presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, quien estaba acompañada por la ministra de Industria, Débora Giorgi y el ministro de Economía, Amado Boudou.

“Por medio de esta inversión John Deere busca fortalecer aún más su presencia en el mercado argentino, reafirmando una vez más su compromiso con el desarrollo económico y social del país”, afirmó von Pentz.

El proyecto de John Deere está apuntalado en las restricciones a las importaciones dispuestas por el gobierno nacional para defender la industria local del avance de productos del exterior tras el estallido de la crisis internacional. En los últimos meses las ventas de la firma del emblemático color verde se vieron limitadas por las dificultades para importar que se surgieron con la aplicación de las licencias no automáticas.

La limitación al ingreso de maquinaria agrícola importada también motivó a otras compañías a producir localmente. New Holland, del grupo Fiat, anunció en abril pasado una inversión de 100 millones de dólares para fabricar tractores y cosechadoras en Córdoba. El mismo camino estaría por recorrer el grupo Agco. La compañía produce algunas líneas de tractores en el país pero avanza en la posibilidad de concretar un proyecto de inversión para sumar más modelos de fabricación nacional.

Hasta el momento la planta de Baigorria de John Deere sólo producía motores diesel, que en su mayoría se exportaban a Brasil para utilizar en la maquinaría agrícola que se fabricaba en la planta de Horizontinha. La empresa líder en fabricación y comercialización de equipamiento agrícola a nivel mundial —que se instaló en el país en 1958— fabricó tractores en Argentina hasta 1995, pero nunca cosechadoras. l

Apache

El mercado de tractores está en pleno auge. Este año ya se vendieron 100 unidades del tractor Apache-Solis, que actualmente se ensambla en el país pero el proyecto que la empresa local que lidera Carlos Castellani lleva adelante con la firma de india Sonalika apunta a ir reemplazando piezas hasta llegar al 60 por ciento para convertirlo de fabricación nacional.

Temas en esta nota