Para tomar decisiones ahora - Agrotendencias 2011

La crisis financiera podría devenir en crisis económica, pero los efectos sobre Argentina no serían graves. La confirmación de un evento Niña moderado enciende luces amarillas a los sojeros y maiceros, aunque la producción agrícola seguirá creciendo. De la mano del feedlot, la ganadería local podría volver a los mercados internacionales. Para sacar ventaja, la agroindustria se ha sentado a discutir planes a largo plazo. Agrotendencias 2011 dejó enseñanzas para todos.

28deSeptiembrede2011a las17:19

Al productor agropecuario lo que más le interesa, en este momento, es saber cuáles son las recomendaciones para la campaña. De Agrotendencias 2011, el seminario realizado por la Federación de Acopiadores en la UCA, se llevó dos certezas: el clima traerá problemas a la gruesa, por lo que habrá que estar precavido, y los precios no mostrarán bajas a pesar de la crisis financiera mundial.

Para la industria, los debates fueron otros. Con la certeza de que a partir de octubre se dará continuidad al oficialismo, los empresarios buscan generar políticas a largo plazo en el contexto de la aparición del PEA, un plan con buenas proyecciones, pero aún indefinido en las prácticas que sustentarán las metas.

Productores, empresarios, economistas, analistas políticos y un amplio abanico de especialistas se reunieron para saber lo que viene. Las conclusiones más importantes.

Si hay Niña, que no se note

El experto en climatología José Luis Aiello confirmó que los productores deberán afrontar un nuevo año Niña de baja intensidad, aunque los efectos son todavía impredecibles, ya que los resultados de los cultivos dependerán, mayoritariamente, de los factores de pequeña escala que se den en cada una de las regiones agrícolas hacia diciembre. “No hay que hablar tan livianamente de sequía, la sequía es un estado límite. Hay que ser cuidadoso, pero no catastrófico”, apuntó el especialista

Los efectos se darán en casi todos los cultivos más importantes, menos en trigo. Los sojeros y maiceros deberán tener los dos ojos bien abiertos, mientras que los girasoleros y arroceros podrían tener un buen desempeño. Aiello indicó que el fenómeno seguirá presente hasta junio de 2012 y tendrá efectos alcistas en los valores de la soja. Recomendó “tener mucho cuidado en los planes de siembra”. A los maiceros, les advirtió que una buena decisión sería “salir de la época de floración del maíz entre el 15 de diciembre y los primeros días de febrero”.

Buenas perspectivas

La crisis mundial fue uno de los principales tópicos. Daniel Miró, presidente de la consultora Nóvitas, llamó a prestar atención al trasfondo social. “Me preocupa el nivel de desempleo, es una crisis financiera que va a devenir en una crisis económica con un profundo trasfondo social”, indicó, para agregar que “la riqueza se va a repartir de otra manera y a nosotros no creo que nos vaya mal; al contrario”. En ese marco, sugirió poner “un ojo en la evolución de la crisis internacional y el otro en cómo estará la producción de soja y maíz en EEUU, y en el corto plazo en lo que pasará en Sudamérica”.

Por su parte, Gustavo López, de Agritrend, señaló que en la Argentina se prevé un crecimiento del área y de producción “con un récord absoluto”. De todas formas, habrá que considerar los precios crecientes de los insumos y los alquileres, un retraso relativo del dólar y el divorcio de los precios locales en trigo y maíz con respecto a los valores internacionales.

Entre los datos que aportó el especialista, resaltaron que la campaña triguera llegará a las 13 o 14 millones de toneladas, mientras que el maíz oscilaría entre 25 y 28 millones; en tanto la soja fluctuaría en torno a las 50 millones. “Vemos una consolidación de la producción en torno a las 100 millones de toneladas y la hipótesis para 2011/2012 es que llegarem

Temas en esta nota