Por paros, Gobierno retomará en 2012 plan de 190 días de clases

El ministro de Educación fiscalizó la salida desde Barracas de 2.500.000 libros hacia escuelas de todo el país y reiteró la necesidad de más días de clases en 2012.

29deSeptiembrede2011a las07:27

El Gobierno nacional retomó esta semana el plan de extender de 180 a 190 días el piso de clases dispuesto por ley y que, en rigor, apenas un puñado de provincias logra cumplir desde su sanción en 2003 por imperio de los sucesivos paros docentes.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, recogió en las últimas horas en su paso por Misiones la idea que se discute en el Consejo Federal de Educación, el órgano que agrupa a las máximas autoridades educativas de cada jurisdicción y a tres representantes del Consejo de Universidades.

«Vamos por más días de clases y la jornada extendida», dijo Sileoni durante un Congreso Pedagógico en Oberá.

En el plano oficial la discusión se justifica en la necesidad de cubrir el déficit generado, paradójicamente, por los feriados puente que comenzaron a regir este año tras la sanción de un proyecto propuesto por Cristina de Kirchner. Sin embargo, la preocupación radica fundamentalmente en la conflictividad gremial que, por caso, ayer sumó una huelga simultánea en Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, mientras persiste además una amenaza de paro de los docentes de la Ciudad de Buenos Aires para el lunes próximo en reclamo de mejoras salariales.

El cumplimiento del piso de los 180 días de clases es casi una utopía para el grueso de los distritos. Atento a ello, este año la Nación fijó el arranque del ciclo lectivo una semana antes de lo habitual en un intento por contrarrestar las medidas de fuerza que pudieran darse.

A siete meses, sólo La Rioja, Salta y San Luis estarían hoy en condiciones de cumplir la meta, ya que el resto atravesó diversos paros que retrasaron el plan oficial. De todas maneras, las provincias donde hubo atrasos por paros podrán disponer de un corrimiento del cierre oficial previsto para el 16 de diciembre para compensar los días perdidos.

Hay, sin embargo, casos insalvables, como el de Santa Cruz, donde se perdieron nada más ni nada menos que 50 días de clases por un feroz paro docente, que además mantuvo paralizada la actividad petrolera (principal fuente de ingresos locales) por piquetes que protagonizaron los maestros en los accesos a los yacimientos.

Días atrás, el director general de Educación bonaerense, Mario Oporto, adelantó que sus pares del resto de las provincias analizan extender el ciclo lectivo a 190 días para 2012, una medida que fue aprobada pero no se concretó este año, para compensar «los feriados puente» dispuestos por la Nación.

Oporto dijo que la iniciativa «está siendo estudiada» en el ámbito del Consejo Federal de Educación para ser aplicada en 2012, aunque negó que implique adelantar el inicio del ciclo lectivo o pueda afectar la temporada turística.

El Consejo aprobó a fines de 2010 en un plenario en la ciudad de Posadas alcanzar un calendario lectivo de 190 días en 2011, medida que no se concretará debido a la profusión de feriados.

Ayer, dirigentes de FEB, SUTEBA y SADOP -principales socios del Frente Gremial Docente bonaerense- coincidieron en apoyar la medida aunque pidieron que se garanticen las condiciones laborales para docentes y alumnos puedan llevar adelante el calendario extendido sin problemas.

La misma postura plantearon desde la Unión Docentes Argentinos. «(La medida) debe haber sido impulsada por presión de los gobernadores para recuperar las clases perdidas en las provincias por paros de docentes», y por esa razón, la consideraron «contraproducente».

«Más días de clases con el mismo salario, no creo que esté bien pensado», señaló el secretario general del gremio, Sergio Romero, quien además lamentó que no se proponga la discusión en el marco de las reuniones del Consejo de «

Temas en esta nota