El control de malezas inicia la campaña de granos

Este es el momento para preparar el inicio de las labores para una campaña de granos gruesas. Todo está en la línea de partida, ya que es el tiempo cuando los productores comienzan a tomar decisiones que serán definitivas para los resultados finales de las siembras.

30deSeptiembrede2011a las10:16

En general el comienzo de siembra en nuestra región se dará luego de las lluvias que generalmente llegan con octubre, por lo que al productor le quedan pocos días para preparar y "largar" la siembra de la campaña 2011-2012 que se avecina.

Para tomar alguna decisión técnica los productores disponen de sus conocimientos, que los aplican año tras año. Es fruto de una larga experiencia, que está a su vez apuntalada con el apoyo de técnicos e instituciones del medio que se dedican a cubrir las demandas de los hombres de campo.

Uno de los aspectos principales que deben tenerse en cuenta al momento de decidir la siembra es el conocimiento sobre el estado de situación de los lotes respeto de las malezas.

Estas son plantas indeseables que se adaptan en tiempo y forma a los distintos ambientes modificados por la actividad productiva. De este modo, interfieren y compiten por recursos disponibles como agua, luz y nutrientes del suelo. Es la principal causa de pérdidas de rendimiento en los granos.

Control eficiente

El actual sistema de siembra directa y la tecnología disponible permiten simplificar y hacer más efectivas las actividades de control; en consecuencia, hay una selección de malezas susceptibles y, en algunos casos, pueden aparecer malezas resistentes a determinados productos. En este sentido, los organismos dedicados a las investigaciones agropecuarias siempre apoyan a los productores a combatir de manera eficiente, con recomendaciones netamente técnicas, para lograr que el cultivo se manifieste y crezca sin competir con las malezas.

Así, el INTA afirma que es fundamental el manejo de malezas con un enfoque integral y sustentable, para lo cual es necesario considerar la rotación tanto de cultivos como de principios activos herbicidas.

Es necesario, entonces, contar con un conocimiento básico de la biología y del comportamiento de las malezas que más afectan, como también del manejo y estructura de los cultivos que, con la aplicación de medidas complementarias, tienden a disminuir la competencia y la proliferación de las especies indeseables.

"De esta manera se mantiene un equilibrio en el ambiente", explicó Hugo Robinet, del INTA Famaillá, a través de su informe relacionado con el control de malezas en los cultivos de granos.

Desde esta columna y en forma permanente se insiste en la necesidad de realizar una rotación técnicamente bien manejada, ya que es una herramienta importante a tener en cuenta y una de las cuestiones más relevantes a considerar en la rotación de cultivos: es el período entre la cosecha de un cultivo estival y la próxima siembra.

Si se siembra un cultivo de invierno, el control de malezas es más efectivo por los herbicidas aplicados y la competencia que ejerce el cultivo mismo. Si no se siembra, el período en cuestión es muy extenso y la estrategia debe ser analizada teniendo en cuenta diversos factores.

Una alternativa puede ser la realización de un cultivo de cobertura, que secado a tiempo no interfiere en la producción del cultivo posterior.

La ventaja de esta herramienta es que se controlan malezas aportando cobertura de rastrojos, reteniendo nutrientes en los suelos; también se mejoran las condiciones físicas por el aporte de raíces y, además, se genera materia orgánica que aporta al sistema de producción en el mediano plazo.

Comparación

Un adecuado análisis del balance económico de esta práctica, comparando ventajas e inconvenientes, permite decidir por su implementación.

Esta es una práctica siempre recomendada y los productores deben usarla como

Temas en esta nota