La soja y el maíz en el ojo de la tecnología

Syngenta reunió a más de 400 técnicos y productores líderes en un Simposio donde se abordaron todas las variables que impactarán sobre la próxima campaña de grano grueso.

30deSeptiembrede2011a las16:18

En ese marco, la compañía presentó todo su potencial para los principales cultivos de verano. Entre las novedades se destacan los resultados logrados con Plenus en la campaña pasada, los híbridos de maíz con tecnología Agrisure Viptera, estrategias para manejar malezas tolerantes, y el lanzamiento de Apron Maxx Advanced, un nuevo tratamiento de semillas tan completo como eficaz para soja.

Córdoba, setiembre de 2011. Ante la inminente siembra de grano grueso, Syngenta convocó a una selección de especialistas en una nueva edición de su Simposio sobre soja y maíz, que esta vez se desarrolló en Córdoba el 20 y 21 de setiembre. Se abordaron todas las variables que impactan sobre el manejo de los cultivos y sobre los resultados económicos comenzando por la densidad de siembra, una variable que se debe ajustar en función del potencial del ambiente. Además, para esta etapa inicial, se recomendó generar mapas con información georreferenciada de análisis de suelo que incorporen datos de rendimientos de campañas anteriores. Según los especialistas es la mejor manera de elegir los mejores genotipos para cada situación y optimizar y ajustar los criterios de fertilización.

La variable genotipos estuvo a cargo del Ing. Mauro Budaci, responsable de Marketing para el cultivo de maíz de Syngenta, quien presentó Agrisure Viptera ™, el más reciente desarrollo biotecnológico de la compañía. Agrisure Viptera™ posee una proteína denominada VIP que brinda un excelente control de lepidópteros y es la única en el país con control total de Helicoverpa zea (isoca de la espiga). Esta tecnología viene incorporada en dos de los nuevos híbridos tropicales de Syngenta: SYN139Viptera y SYN138Viptera. Además se estarán lanzando para esta campaña dos híbridos tropicales más: SYN128TDMax y SYN132TDMax.

Manejo de enfermedades:

Sobre la importancia que tiene la sanidad en la semilla se explicaron los riesgos que trae la fusariosis causada por Giberella ear rot (F. graminearum) y por Fusarium ear rot (F. verticillioides). Con respecto a las enfermedades foliares se advirtió sobre los efectos de la roya y las dos principales enfermedades de fin de ciclo: tizón y antracnosis. “Hay mayor prevalencia de roya en maíces de primera, y en los de segunda el problema son las EFC. Para roya los resultados de control con fungicidas indican ganancias de 500 a 900 kg/ha, aplicados entre V8 y V10. En cambio, cuando predominan la EFC (tizones y antracnosis) los fungicidas aplicados dentro de los 10 días de floración logran reducir un 25% la incidencia de antracnosis y un 50% el riesgo de quebrado de plantas”, planteó la fitopatóloga Margarita Sillón.

Finalmente, Ing. Agr. Adolfo Bertachini, gerente de Seed Care de Syngenta, presentó el tratamiento profesional de semilla de maíz compuesto por el nuevo Maxim Quattro Semillero (para el control de hongos de suelo y de la semilla con efecto en la reducción de la infección sistémica que produce Fusarium verticillioides) + Cruiser 60 Semilllero + Avicta 50Fs.

Atentos a la soja:

El segundo gran segmento de este Simposio estuvo dedicado a la soja y se comenzó analizando la densidad de siembra para maximizar la captura de radiación temprano en el ciclo del cultivo. “Realizamos ensayos sobre variedades SPS donde encontramos que los máximos rendimientos se obtuvieron con mínimas densidades de 30 plantas por metro cuadrado para grupos 3.1, 20 plantas para un grupo 3.9 y 10 plantas para un grupo 5.9. En grupos 7 y 8 lo ideal son entre 10 y 15 plantas”, afirmó José Luis Rotundo investigador

Temas en esta nota