Los planes y las inversiones que cocina la aceitera Tanoni

La aceitera Tanoni festejó el viernes sus 25 años con una gran fiesta en la localidad de Bombal a la que asistieron 300 personas y que fue presidida por el gobernador electo, Antonio Bonfatti.

03deOctubrede2011a las07:37


La familia que fundo y conduce la empresa, que supo hacerse un lugar y una marca en un negocio manejado por traders multinacionales, no escatimó para la celebración, con una fiesta que además de una suculenta y bien regada cena tuvo hasta show musicales con la banda la Mosca haciendo saltar la pista pasadas las cuatro de la mañana.

La fiesta también tuvo ese toque distintivo que tienen las empresas familiares, más allá del tamaño, que son los momentos emotivos, como cuando las nuevas generaciones reconocieron a los 6 hermanos fundadores, se pasaron videos con la historia familiar y hasta en los discursos protocolares menciones a los desafíos que tienen en frente los más jóvenes que ya están empezando a tomar decisiones en el grupo.

A la fiesta asistieron clientes, proveedores, distribuidores, corredores de granos, referentes empresarios, como directores la Bolsa de Comercio de Rosario, y autoridades políticas.

Los nietos homenajearon a los abuelos Tanoni fundadores de la aceitera (como grupo agropecuario Tanoni tiene más de 40 años) que son: Constantino, Eugenio, Marecelino, Atilio y Artemio. Hoy la aceitera está conducida por hijos de los fundadores Roberto Tanoni (que dirige aspectos comerciales), Carlos Tanoni (el encargado de las finanzas) y Jorge Tanoni (quien se focaliza en la industria).

Y, precisamente, otro de los momentos emotivos de la noche fue cuando los tres directores homenajearon a personas que fueron fundamentales para la compañía familiar en sus 25 años de vida: la familia Urquía de AGD (una suerte de empresa “madrina” de Tanoni), Pedro Vacca (del grupo Boglione) y Santino Bortolini (histórico responsable de higiene y seguridad de la aceitera santafesina).

A la hora de los discursos, Carlos Tanoni fue la voz de la empresa y resaltó que uno de los estandartes de la aceitera es que “valores como trabajo, esfuerzo, dedicación y compromiso se pudieron convertir en eficacia, calidad y competitividad”. Y también destacó que “el intelecto y el conocimiento de nuestra gente para mejorar productos y ganar mercados” fue clave.

Con respecto a los desafíos futuros de la compañía, Tanoni puso eje en las nuevas generaciones: “Si quieren seguir creciendo, se tienen que ir preparando para la transición y si bien ya trabajan en la empresa deben a pensar a sentir el peso de la responsabilidad de tomar decisiones”.

A su turno, Bonfatti dijo que “Tanoni es un orgullo para Santa Fe” y resaltó sus “valores, como esfuerzo, familia y trabajo” y también la puso como ejemplo “de agregar valor en origen, que es lo que Santa Fe necesita para desarrollarse”.

En un alto de la fiesta, punto biz dialogó con Jorge Tanoni sobre los próximos proyectos de la empresa. “Estos 25 años nos encuentran muy bien, con una aceitera con capacidad de procesar 500 toneladas por día que hoy está funcionando a pleno”, resaltó.

Contó que acaban de incorporar maquinaria de Japón para elaborar envases y están optimizando los procesos de lecitina.

Y en materia de proyectos, dijo que “veo en el horizonte ingresar en la fabricación de biocombustibles”. Y si bien aclaró que “es una idea y no un proyecto en marcha”, también dijo que “se cocina a fuego lento, pero se cocina”.

En principio, la mira con el biocombustible está puesta en el mercado interno aprovechando el impulso que le está dando el gobierno. “Hay funcionarios que nos están incentivando, pero nosotros somos cautelosos”.

Tanoni justificó la cautela en que “por nuestra escala estamos obligados a ser altamente eficientes y no tener capacidad ociosa, por lo que las inversiones tienen que ser bien pensada

Temas en esta nota