El fondo de reserva de los jubilados ya perdió $ 9.000 millones por la crisis

La suma equivale al pago de diez meses de asignaciones por hijo. El Fondo de Garantía actualizaba públicamente la cartera cada mes, pero ahora no lo hace desde junio.

Por
11deOctubrede2011a las08:05

La cartera del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) perdió $ 9.124 millones en los últimos tres meses y medio por la crisis global, que desvalorizó los activos en poder del ente estatal.
Así surge de estimaciones de mercado, al actualizar los valores de los activos de cotización pública que tiene el FGS, según consta en la última composición de la cartera informada por el organismo, de fines de junio. Si bien el ente que dirige Diego Bossio solía divulgar la evolución del FGS de forma mensual, no hubo una actualización de la cartera en los últimos tres meses y medio de turbulencias internacionales.

Los $ 9.124 millones que se estima perdió la ANSeS en estos meses por las oscilaciones del mercado representan el 4,8% del valor total de la cartera del FGS al 30 de junio: $ 191.027 millones. Equivalen a casi diez meses de pagos del programa de Asignación Universal por Hijo, que alcanza a 3,6 millones de niños con 270 pesos mensuales.
El 11,4% de la cartera del FGS está compuesto por acciones que cotizan en el mercado local. El Merval perdió desde el último día de junio un 30,7% de su valor. A grandes números, esa caída representó una pérdida de $ 6.764 millones para el organismo de la seguridad social.

Otro 55,2% de los activos en manos de la ANSeS están invertidos en títulos públicos. Aquí la caída fue menor, ya que el 36,6% del total está en bonos Cuasi Par, que se contabilizan a su valor técnico, aislado de los vaivenes del mercado. Las bajas en los bonos Discount, Bonar 16, Bonar X, Bonar 14 y Bonar 15, entre otros, representaron una pérdida de $ 2.360 millones.

Fondo procíclico

Gran parte de los activos de la ANSeS tienen cotización pública y dependen de los vaivenes de la crisis financiera. Eso hace del FGS un fondo procíclico, en vez de anticíclico. En otras palabras, cuando el Estado más necesitaría de esos fondos para impulsar la economía, la ANSeS dispone de menos dinero. Esos valores se deprimirían aún más si la ANSeS saliera a vender de golpe sus tenencias de bonos y acciones.
Sin embargo, el organismo mantuvo la política de no desprenderse de estos activos desde que el Gobierno conformó el FGS, al estatizar el sistema privado de AFJP. Desde entonces, la ANSeS, que antes dirigía el ministro de Economía, Amado Boudou, hizo hincapié en incrementar las inversiones productivas y reducir la preponderancia de los activos financieros.

Según la información pública, el organismo dispone de $ 9.001 millones de liquidez, de los cuales están disponibles –no asignados a próximos desembolsos– $ 3.768 millones, o el 2% de todo el FGS. Ese es el dinero que tiene para hacer política anticíclica sin liquidar activos ni desarmar plazos fijos, o para profundizar el financiamiento del Estado intra sector público.

Como se desprende del último informe presentado ante el Congreso, la inversión en infraestructura (caminos, energía y viviendas) se multiplicó de forma exponencial. Alcanzó los $ 23.558 millones el 30 de junio último. En diciembre de 2008 –cuando se traspasó el sistema a manos públicas– totalizaba $ 2.183 millones.

En todo ese tiempo, el FGS se vio beneficiado por el favorable escenario internacional. La ANSeS recibió a fines de 2008, en el peor momento de la crisis global provocada por la quiebra de Lehman Brothers, una cartera valuada en $ 97.800 millones, que incrementó su valor hasta los $ 191.027 millones de junio último.

Por Esteban Rafaele.

Temas en esta nota