Tabaré defendió su hipótesis de ir a una guerra con Argentina por Botnia

“Los asambleistas amenazaron con venir con dinamita“, dijo. Y criticó a Kirchner.

13deOctubrede2011a las07:58

A menos de 24 horas de haber reconocido “que manejó la hipótesis de un conflicto bélico con Argentina” y que a causa de ello “llegó a pedirle apoyo a los Estados Unidos”, el ex presidente uruguayo Tabaré Vázquez volvió a hablar, esta vez para justificar sus comentarios. Entre otras cosas, Tabaré expresó que los asambleístas entrerrianos “ dijeron que iban a venir con dinamita a ocupar la planta de Botnia (hoy UPM)”, que “el conflicto fue impulsado por Néstor Kirchner cuando se abrazó con los piqueteros, calificando el conflicto como un asunto nacional” y que “la gente ahora se sorprende, pero se olvida que tuvimos que sacar el ejército a la calle ”.

Estas y otras aclaraciones se dispararon luego de que en una charla con ex alumnos del colegio Monte VI Tabaré brindara precisiones sobre el grado de tensión que alcanzó el conflicto , a punto tal de que planteó el escenario a los tres comandantes de las fuerzas armadas quienes le dijeron que “podían hacer una lucha de guerrilla”.

El actual presidente de Uruguay, José Mujica, quien se encuentra en Suecia en el marco de una gira oficial, no realizó ninguna declaración sobre el tema. Lo hizo sí el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia. “Muchas veces las circunstancias llevan a que los gobiernos deban tomar previsiones”, dijo, sin soslayar que “la consulta a Estados Unidos entra absolutamente dentro de la lógica”. Lucía Topolansky, senadora y esposa de Mujica, consideró “absurda” la hipótesis de guerra.

Durante el pico de mayor ebullición del diferendo entre la Argentina y el Uruguay, Tabaré llegó a ordenar al Teniente General Jorge Rosales, por entonces comandante en Jefe del Ejército, disponer una guardia perimetral en torno a la planta que la empresa finlandesa Botnia estaba levantando en las afueras de la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

Esta idea de Tabaré, concretada a través de un decreto, y cuyo objetivo era garantizar la máxima seguridad a las inversiones que se estaban llevando a cabo en Uruguay, irritó sobremanera al gobierno argentino. Fue uno de los tantos cortocicuitos que, a causa de la instalación de las pasteras (en un principio también estaba la de la empresa española Ence, que después abortó el proyecto) tuvieron Kirchner y Tabaré.

Mientras Tabaré estuvo en el gobierno, hasta el 1° de marzo de 2010, la relación de Uruguay con Argentina (con Kirchner y también con Cristina Fernández en el poder) estuvo marcada por la tirantez . Recién con la llegada de José Mujica se descomprimió: el levantamiento del corte del puente General San Martín, en junio de 2010, fue la señal más clara.

Entre otras aclaraciones que aparecieron en la versión digital del diario uruguayo El Observador, Tabaré aseguró que “ todos los presidentes de la región manejaban esa hipótesis de conflicto, otra cosa es que se admitiera”. Asimismo preguntó: “¿qué se pretendía que hiciera el presidente de un país pequeño que está amenazado ?”, mientras que dijo que “si no hubiera pedido apoyo”, se iban a preguntar “qué hizo el presidente”.

El ex presidente oriental, que con sus declaraciones sorprendió a todos los que estuvieron escuchándolo en el colegio del barrio de Pocitos, recordó ayer otros hechos que se suscitaron durante el diferendo que en su momento ameritaron pensar en la posibilidad de un conflicto bélico: “ Amenazaron con ocupar la planta de Botnia , los militantes de Greenpeace manifestaron en el río y tiraron al agua a un oficial de Prefectura, y dijeron que vendrían a manifestar a Uruguay, entre otros hechos”.

Debe aclararse que de todas las amenazas que mencionó Vázquez, solo se concretó la manifestación en 2007 de no más de cinco asambleístas (llegados d

Temas en esta nota