Impulsan una nueva Ley de Warrants para ampliar el financiamiento agropecuario

La herramienta data de 1914, pero creció en forma exponencial en los últimos 20 años. Crearán un mercado de futuros e incluirán mercadería en proceso de transformación.

Por
14deOctubrede2011a las07:26

El secretario de Agricultura, Lorenzo Basso, se mostró ayer confiado en que el Congreso le dará pronto tratamiento al proyecto de Ley de Warrants, que envió el Gobierno hace unos meses.

El warrant es un título de crédito que permite al dueño de una mercadería darla en custodia a una empresa, a cambio de acceder a fondos frescos. La herramienta dispone que la tasa crediticia se pacta entre el inversor con el dueño de la mercadería.

La iniciativa oficial, que busca aumentar el financiamiento para el agro, está en tratamiento en comisiones de Diputados y Senadores, y podría ser llevada en poco tiempo a la discusión en el recinto.

Basso explicó que la nueva norma actualizará el mercado de warrants, que data de 1914, de forma tal que esta herramienta de financiamiento alcance a animales vivos. “Con este proyecto, ampliamos los warrantes a animales vivos, como pollos, cerdos, vacas y peces”, explicó.

También se buscará aplicarlo a los bienes en proceso de transformación, por lo que podrán garantizarse varias etapas de la cadena agroalimentaria, por ejemplo el cultivo de soja y su posterior crushing. La idea es, además, que se arme un mercado a futuro de warrants agropecuarios. En la actualidad, la herramienta se utiliza para soja, trigo y maíz, además de garantizar maní, tabaco, y se busca ampliar cada vez a más productos.

Por otra parte, en el nuevo proyecto se incluyen sanciones penales y administrativas inexistentes en la ley original. Los warrants son de ejecución inmediata, es decir que no debe mediar la Justicia para vender el bien en caso de que no se cumpla con el pago.
La necesidad de lograr mayor financiamiento para la producción, y fundamentalmente a través de los warrants, surgió de las mesas de trabajo del Plan Estratégico Agroalimentario (PEA).

En diálogo con un grupo de periodistas, Basso y el abogado Juan Carlos Di Sciullo, autor de las modificaciones, incluidas en el proyecto, explicaron que el uso de la herramienta “viene creciendo de manera sostenida”.

En 2010, los warrants movilizaron en la Argentina unos $ 7.500 millones en financiamiento, con un 85% de ese monto destinado al campo. En 1991, ese volumen era apenas de $ 3 millones, explicó Sciullo.

Para Basso, es fundamental la participación de las Bolsas de Comercio y de Cereales para que el instrumento financiero crezca en el mercado a futuros. Esa operatoria, según la nueva normativa, estará regulada por la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Por Paula López.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota