Empresarios piden al Gobierno contener la inflación para frenar reclamos salariales el año próximo

Seis de cada 10 ejecutivos consideran clave moderar los pedidos salariales, para no afectar los costos y por lo tanto la inversión. Prevén caída en la rentabilidad.

Por
14deOctubrede2011a las07:57

Contener la inflación, ponerle límite a las subas salariales y resolver las disputas sectoriales, especialmente con los sindicatos, son los principales reclamos que los empresarios señalan como necesarios encarar por el Gobierno el año próximo para poder sostener los altos niveles de inversión del sector privado.

La gran mayoría de los ejecutivos esperan seguir “haciendo buenos negocios” gracias a que el consumo doméstico continuará siendo el principal motor del crecimiento, y admiten que el “viento de cola” no se revirtió. Sin embargo, advierten que los altos niveles inflacionarios erosionan permanentemente sus ingresos al no poder trasladar las subas de costos a los precios de los productos que fabrican o servicios que brindan por los fuertes controles impuestos desde la Secretaría de Comercio Interior. De hecho, siguen observando un desequilibrio en los precios y los costos.

Esta radiografía anticipada de lo que creen los hombres de negocios sucederá en 2012 surge de los resultados de la tradicional encuesta de expectativas de ejecutivos que todos los años elabora la consultora D’Alessio Irol durante el Coloquio de IDEA que se realiza en Mar del Plata.

Según el relevamiento, si bien la mayoría de los encuestados considera que la situación económica continuará favoreciendo sus negocios, advierten que los niveles de rentabilidad continúan en caída en un contexto de aumento de costos por encima de los precios. De hecho, el 50% considera a la inflación como uno de los temas de mayor preocupación para la agenda del primer año de gestión de Cristina Fernández durante su segundo mandato presidencial.

En este sentido, seis de cada diez hombres de negocios estiman también que otro tema “fundamental” para atacar durante 2012 será la discusión salarial, que hasta ahora viene siendo condicionada por la inflación.

De hecho, advierten que la agenda de preocupaciones a resolver en el corto plazo condicionará sus planes de inversiones para poder hacer frente a una demanda que aseguran continuará sostenida y creciente. En este sentido, ocho de cada 10 empresas consultadas se encuentra trabajando al 70% de su capacidad. Y por eso estiman que en 2012 mantendrán sus niveles de inversión para hacer frente a esta demanda, aunque reclaman que el Gobierno tome medidas para incentivar una inversión mayor mediante una política fiscal pro inversión, eliminación de impuestos distorsivos, financiamiento de largo plazo y recomposición de costos laborales.

Para Dante Sica, de la consultora Abeceb.com, “las empresas tienen el desafío de mantener su rentabilidad en un contexto de aumento de costos por encima de los precios y a partir de la presión fiscal”.

Los ejecutivos pronostican, en un 36%, que el incremento de la demanda interna continuará siendo el principal factor de crecimiento. En este sentido, el desafío para 2012 es generar productos y servicios que permitan aprovechar la demanda interna. Y un 37% apunta a diversificar sus negocios para sostener la rentabilidad.

Por Andres Sanguinetti.

Temas en esta nota