Mientras el trigo mantuvo su estimación de producción, se proyectan 4,3 M de has sembradas de maíz

La Bolsa de Rosario mantiene la estimación del mes pasado de una producción de 12,5 millones de toneladas de trigo luego de las últimas precipitaciones que se registraron en la zona núcleo de Argentina. Mientras que para el maíz, las lluvias permitieron sostener una intención de siembra de 4,3 millones de has.

14deOctubrede2011a las17:08

A pesar de que la falta de agua en septiembre deterioró la condición del trigo en Argentina, los resultados relevados por la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario indicaron que las últimas lluvias registradas en la primera semana de octubre consolidaron un cambio en el patrón pluvial. De esta manera, quedaron determinadas zonas donde el golpe sobre los rendimientos es irrebatible, otras áreas donde la recuperación permitirá alcanzar los rendimientos históricos y otras zonas donde aún se mantiene el potencial como en el centro y sudeste de Buenos Aires. “Todo esto permite sostener la expectativa de poder alcanzar las 12,5 M de tn”, sostuvieron desde GEA.

En sintonía con el cambio favorable del clima, el maíz mantiene el potencial de aumentar en un 10% la cobertura del área respecto de la campaña anterior. Actualmente se registra un avance de siembra del 30 %, mientras el año pasado el porcentaje era del 50%. Sin embargo, y pese al notorio retraso de las labores, las lluvias de octubre permitieron seguir sosteniendo una intención de siembra de 4,3 M de has.

El trigo mantiene su estimación de producción

Para el cultivo de trigo no se efectuaron ajustes significativos en la superficie implantada respecto de la última estimación de GEA. De esta forma, con 4,51 millones de hectáreas, el cultivo de trigo consolida un leve aumento sobre el área sembrada del año anterior en la que se cultivaron 4,5 M de ha.

El mes de septiembre acentúo e incrementó notablemente el área sobre la que se extendía la sequía y que comprendía al suroeste de La Pampa, oeste de Buenos Aires y sur de Córdoba. Mientras que de la zona núcleo se extendía sobre la porción inferior de Entre Ríos para volver a rodear a Buenos Aires por el Noreste. De esta manera, los continuados frentes de lluvias que se vienen registrando desde el 3 de octubre, permitieron una notable recuperación en estas zonas.

Desde GEA señalaron que el estado de los cultivos en el NEA es alentador -particularmente en Chaco- aunque dista mucho de las condiciones observadas el año pasado. La condición del trigo es de buena a regular, con expectativas de alcanzar valores promedios en cuanto a niveles de rindes. Mientras que en el NOA, se esperan rendimientos rondando los valores promedio de los últimos cinco años, particularmente en Salta, que este año aporta 200 mil has sembradas con trigo.

En Santa Fe se espera que las últimas lluvias logren recuperar significativamente la condición del cultivo y se logren productividades unitarias semejantes a las promedios o ligeramente inferiores. Para la provincia de Córdoba, las lluvias resultaron claves. Si bien en algunos lugares llegaron tarde, son importantísimas para detener la caída de la productividad. Por último, Buenos Aires recibió importantes lluvias en estos últimos 10 días, mejorando las condiciones en general de los cultivos.

Maíz 2010/2011

En lo que respecta al cultivo de maíz, el informe de GEA señala que “el clima de septiembre condicionó severamente el avance de la siembra maicera y la importante actuación de las lluvias acaecidas en octubre permitieron seguir sosteniendo la posibilidad de alcanzar el hectareaje proyectado de 4,3 millones de hectáreas, que implica un incremento interanual del 10%”.

De todas formas, sostiene que el retraso de la siembra es importante y, en algunas regiones, los escasos días que quedan antes de cerrar la ventana oportuna de siembra hace p

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota