John Deere amplía su planta en Santa Fe

Fabricará tractores y cosechadoras en el país.

Por
17deOctubrede2011a las06:49

SANTA FE.- La empresa estadounidense John Deere, que fabrica motores en Granadero Baigorria, 133 kilómetros al sur de esta capital, comenzará hoy a ampliar la capacidad de su planta para producir tractores y cosechadoras en el país.

Con la presencia de la ministra de Industria, Débora Giorgi, la compañía realizará un acto de descubrimiento de la piedra fundacional de la ampliación de la planta.

Allí producirá siete modelos de tractores y cuatro de cosechadoras, que hasta ahora se importan por completo. Además, comenzará a fabricar una línea de motores de 3 cilindros que no producen localmente.

El plan de la compañía contempla inversiones por US$ 130 millones hasta 2015. Este proyecto generará 300 puestos de trabajo directos y 1000 indirectos.

Según voceros de la firma, John Deere sustituirá importaciones por 120 millones de dólares al año y aumentará las exportaciones a la región (propias y de terceras empresas proveedoras y usuarias de la red de comercialización) por 155 millones de dólares por año, equilibrando su balanza comercial.

"Esto es lo que se propone y consigue el gobierno nacional: agregar valor en origen, generar arraigo y trabajo con inclusión en cada región de la Argentina", dijo Giorgi ayer en un comunicado.

En los últimos tiempos, el Gobierno condicionó la entrega de permisos de importación a las empresas del sector a que anunciaran planes de inversión en el país para equilibrar la balanza comercial.

Giorgi indicó que la inversión de la empresa "se encuadra en las políticas de sustitución de importaciones, sobre todo, en un sector como el de maquinaria agrícola, cuya producción ha crecido un 170% desde 2003, pero que necesita un salto en calidad y escala para autoabastecer el creciente mercado interno".
En crecimiento

Además de iniciar la producción de siete modelos de tractores y cuatro de cosechadoras, la compañía ampliará la capacidad instalada en su planta de motores diésel.

Esto último le permitirá fabricar 30.000 unidades al año y comenzar a producir una nueva línea de motores de 3 cilindros. El inicio de la producción está previsto para junio de 2012.

Asimismo, la empresa se comprometió a alcanzar en sus maquinarias un contenido de componentes nacionales del 55 por ciento, sujeto a disponibilidad de partes y componentes locales en condiciones de precio, cantidad y calidad.

A fines de septiembre, el presidente mundial de la División Agrícola & Turf de John Deere, Mark von Pentz, acompañado por otros directivos de la firma, entre ellos Antonio García, presidente de Industrias John Deere Argentina, presentó el plan ante la presidenta Cristina Kirchner, y los ministros Giorgi y Amado Boudou.

Por José E. Bordón.

Temas en esta nota