Sorpresiva cumbre europea y del FMI en Alemania para avanzar en una solución a crisis

Inesperadamente el presidente francés, Nicolas Sarkozy, viajó a Francfort para un encuentro del que también participará la canciller alemana, Angela Merkel y los principales líderes europeos. Estarán el saliente presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, su sucesor Mario Draghi, el titular de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y la directora del FMI, Christine Lagarde. La reunión, si bien se dijo que es informal, toma gran relevancia ya que el mandatario francés, que inicialmente iba a tener sólo un contacto telefónico con Merkel, repentinamente cambió de planes y no presenciará el nacimiento del hijo que espera Carla Bruni.

Por
19deOctubrede2011a las16:23

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, llegó a Fráncfort para reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, con miras a la preparación de la cumbre de la Unión Europea (UE) y de la zona euro el próximo domingo en Bruselas, anunció el Elíseo.

En dicha "reunión informal" a la cual fue el presidente francés tras visitar en una clínica parisina a su esposa, Carla Bruni Sarkozy, ingresada allí horas antes para dar a luz, también asisten el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, su sucesor Mario Draghi, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y la directora del FMI, Christine Lagarde.

También están el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, el ministro francés de Finanzas, Francois Baroin y su homólogo alemán, Wolfgang Schaüble, indicó la presidencia francesa.

Esas personalidades están reunidas en Fráncfort para asistir a una ceremonia de homenaje a Trichet que a fines de octubre dejará su cargo al frente del BCE.

"Ninguna declaración está prevista al término de esta reunión de trabajo", indicó el Elíseo. Francia y Alemania desean concluir un acuerdo antes de la cumbre de la UE y de la eurozona (17 países) del domingo que permita superar las diferencias sobre los vínculos entre el BCE y el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

Francia quiere que el FEEF pueda ser transformado en verdadero banco que pueda refinanciarse directamente en el BCE. Pero el BCE y Alemania rechazan esa disposición pues requeriría una modificación de los tratados europeos.

Alemania defiende un mecanismo que permita al FEEF garantizar una parte de las emisiones obligatorias de los países en dificultades para multiplicar su capacidad de préstamos que actualmente es de 440.000 millones de euros sin que los Estados tengan que aumentar sus aportes.

Limitada primero a Grecia, la crisis de la deuda se está extendiendo a otros países de la zona euro y a sus bancos.

Temas en esta nota