Las bajas tienen perspectiva de continuar - Por Lorena D'Angelo (*)

Además de la crisis financiera, los precios son presionados por la cosecha en Estados Unidos.

Por
21deOctubrede2011a las07:56

Los mercados agrícolas continúan con volatilidad, frente al contexto económico externo donde la situación en Europa por la deuda de los países y las posiciones de las entidades financieras es una incertidumbre.

Las reuniones entre los funcionarios europeos continúan a la orden del día para llegar a definiciones que traigan tranquilidad para los mercados pero, mientras tanto, los inversores no saben cómo actuar en el mercado.

Los precios de las acciones muestran subas y bajas según noticias económicas, y los futuros agrícolas no pudieron quedar exentos a los cambios.

La semana pasada el balance había sido positivo, principalmente para la soja que encontró sostén en la búsqueda que realizó China de la oleaginosa estadounidense.

Sin embargo, en la presente semana el comienzo fue negativo por bajas en el petróleo y el oro, fortalecimiento del dólar en relación con otras monedas y tomas de ganancias de algunos participantes frente a las subas pasadas.

También fue bajista para los precios de Chicago: una primera estimación de analistas de un aumento en la superficie a sembrar con soja en Estados Unidos para la próxima campaña de casi medio millón de hectáreas versus una reducción en el área a implantar con maíz.

La noticia se sumó al avance de la cosecha estadounidense para presionar las cotizaciones desde el lunes. El maíz muestra una recolección del 47 por ciento del área sembrada, cuando los analistas esperaban un avance mayor y también 19 puntos por debajo del año pasado a la misma fecha. Para la soja el avance alcanza 69 por ciento, cuando en el mercado se esperaba una cifra menor.

El físico de ambos productos igualmente no está ingresando masivamente al mercado como un elemento parcial de sostén ante las expectativas de los productores estadounidenses para que los precios recuperen los niveles de hace dos meses.

La espera de mejores precios también se observa en el mercado local, donde la oferta no quiere convalidar los valores que están pagando los compradores de algunos productos, frente a los precios que se obtienen a partir de los precios FOB.

Los precios del maíz y el trigo están muy por debajo de la capacidad de pago del sector exportador que continúa obteniendo ROE verde para el primer producto y está más tranquilo en el segundo.

La oferta de trigo comienza a ser mayor por la proximidad de la cosecha pero el sector exportador ya declara comprado el volumen autorizado a exportar hasta el momento y la industria muestra poco interés antes de la cosecha.

Por otra parte, el mercado de soja se volvió a alejar de los 1.300 pesos que llegó a operar sobre el cierre de la semana pasada.

La baja muestra el impacto de las caídas externas dado que las ofertas de los compradores se mantuvieron en niveles de 1.260 pesos hasta el miércoles.

(*) Analista de mercado de fyo.com ldangelo@fyo.com

La Voz del Interior

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota