Se redujo mucho la oferta de novillos

Se vendieron con plaza firme y valores en alza. Con sólo 17.470 cabezas ingresadas hasta el miércoles, las subastas tuvieron trámite rápido para la generalidad de las categorías y clasificaciones, merced a la competencia sostenida de los frigoríficos y de los titulares de matrícula que faenan en diferentes plantas.

22deOctubrede2011a las08:02

La venta es ágil y los precios son razonablemente buenos. Así definió el clima en que se concertaron esta semana los negocios en el Mercado de Liniers el martillero de una consignataria que lleva años transitando las pasarelas del recinto. Es que con sólo 17.470 cabezas ingresadas hasta el miércoles, las subastas tuvieron trámite rápido para la generalidad de las categorías y clasificaciones, merced a la competencia sostenida de los frigoríficos y de los titulares de matrícula que faenan en diferentes plantas. Fue así como se homologaron e incluso superaron los valores que pueden considerarse corrientes en la actualidad.

Se juzgó acentuada la escasez de novillos terminados para faena, pues en la composición de los 1742 animales comercializados, equivalentes a un acotado 10% del total general, se advirtieron lotes especiales de mestizos suplementados, pero también de campo, incompletos en preparación.

No obstante, el saldo fue positivo, con ganancias que abarcaron a la mayoría de las remisiones. La tónica positiva se reflejó en el Indice Liniers, que subió un 1,14%, al pasar de $ 8,524 a 8,621.

Sin embargo, si se coteja el indicador del mes en curso, de $ 8,556, con el de igual lapso de 2010, de $ 7,619, la evolución del 12,30% tiene sabor a poco, incluso teniendo en cuenta la inflación oficial, y resulta francamente negativa según los índices provinciales y los que difunden los legisladores desde el Congreso Nacional.

Los valores promedio oscilaron del siguiente modo: $ 9/9,50 por livianos de 431/460 kg; $ 8,90/9,30 con 461/490 kg; $ 8,80/9,20 con 491/520 kg, y $ 8,70/9,10 con más de 520 kg.

Para transacciones directas, se pactaban anteayer $ 16,50 por kilo de carne de novillos con medias reses de hasta 145 kilos, con plazo de pago corto, y $ 16,70/16,80 con plazos más largos, en tanto que el novillo de 520 kg de promedio podía "colocarse" a $ 15,50/15,70.

Cabe apuntar que en Liniers se obtuvo por apartes especiales $ 9,20 con 533 kg el miércoles y $ 9,31 con 505 el martes.

Hacienda liviana

Con 12.014 cabezas, equivalentes al 68,95% del total general, las haciendas chicas que se destinan al consumo en el ámbito porteño y en áreas del Gran Buenos Aires tuvieron demanda sostenida pero selectiva, según la calidad y el tipo de terminación exhibidas.

Las de feedlot merecieron precios destacados, particularmente cuando se trató de novillitos medianos y pesados, por los que se obtuvo hasta $ 9,90 en un corte de 409 kilos; $ 9,80 con 397 kg; $ 10,20 con 363, y $ 10,15 con 374 kg. En tanto que por terneros los máximos fueron $ 10,70 con 304 kg y $ 10,60 con 301 kg. En vaquillonas, $ 9,50 con 361 y con 363 kg, y $ 9,20 con 402 y con 404 kg.

Los niveles corrientes resultaron los siguientes: en novillitos, $ 9,20/10 por medianos de 351/390 kg y $ 9/9,80 con 391/430 kg; en vaquillonas, $ 8,50/9,40 con 351/390 kg y $ 7,80/8,70 con 391/430 kg, y en terneros, $ 9,80/10,50 por los especiales a buenos y $ 8,50/9,40 por los considerados regulares.

Respecto de las vacas, las ventas se concertaron en condiciones muy favorables. Incluidas en una limitada proporción en los envíos, acorde con la época, constituyeron el 18,38% del total, con 3201 animales, de los cuales 2104 encuadraron en la conformación requerida por los frigoríficos para cortes. Los valores obtenidos usualmente fueron: $ 7,10/8,20 por las de mejor conformación, bien levantadas, y $ 5,90/7,10 por las regulares.

Para la estadística: $ 8,70 con 433 kg; $ 8,50 con 445 y con 473 kg; $ 8,32 con 481 kg; $ 8,30 con 570 kg; $ 7,20 con 657 k

Temas en esta nota