Peligran exportaciones de granos por paro en los puertos bonaerenses

La medida de fuerza podría extenderse a los puertos del Gran Rosario, el principal polo agroexportador. Piden al gobierno bonaerense un aumento tarifario.

Por
26deOctubrede2011a las07:23

Trabajadores y pequeños transportistas agrupados en la Federación de Transportistas Argentinos (Fetra) mantienen paralizado desde ayer el ingreso de cereales en todos los puertos de la provincia de Buenos Aires para exigir al gobierno de Daniel Scioli que autorice un incremento del 30% en la tarifa fija para los fletes de granos.

La medida de fuerza afecta los embarques granarios en los puertos de Quequén, Necochea, Ramallo, Bahía Blanca y San Nicolás, pero desde la conducción de Fetra alertaron que podrían extender el paro a los puertos del gran Rosario, el principal polo agroexportador del país, si no se soluciona el reclamo por la suba de tarifas. “El paro se extenderá por 48 horas pero cumplido ese plazo, se dará comienzo al cese total de actividades en las provincias cerealeras del país y reclamos en las terminales portuarias de la provincia de Santa Fe”, advirtió la entidad en un comunicado.

Además, la conducción de Fetra explicó que la medida de fuerza fue dispuesta frente al “profundo estado de emergencia” que atraviesa el transporte de granos en el territorio bonaerense y la necesidad de “encontrar soluciones urgentes para que se legalice una tarifa sostén y obligatoria para los fletes de la provincia”.

En paralelo al paro en los principales puertos cerealeros, choferes de pequeñas y medianas empresas transportistas bonaerenses realizaron ayer diversas protestas a la vera de las rutas en distintos puntos de la provincia, pero no realizaron cortes ni bloqueos. Las manifestaciones tuvieron lugar en distritos como Olavarría, Tres Arroyos, Coronel Suárez, Coronel Pringles y Azul.

Al respecto, el titular de la Fetra, Miguel Bettili, indicó que los transportistas denuncian que las empresas dadoras de cargas “no respetan las tarifas acordadas y homologadas”, una situación que –según subrayó– “solo puede ser resuelta con la intervención de las autoridades gubernamentales”. “Necesitamos una herramienta que garantice la cobrabilidad de la tarifa que se acuerda”, reclamó el dirigente.

En tanto, desde Santa Fe, el vicepresidente de la Fetra, Pablo Agolanti, aseguró que los transportistas de esa provincia decidieron declararse en “estado de alerta y movilización” en solidaridad con sus pares bonaerenses y no descartaron extender las medidas a esa jurisdicción, en especial a los puertos del gran Rosario, si el conflicto no se resuelve en los próximos días. Agolanti afirmó que el negocio cerealero “mueve millones de pesos”, pero dijo que los transportistas “no tuvieron ninguna mejora” pese a la importante rentabilidad que registra la actividad.

El paro iniciado ayer por los transportistas bonaerenses retoma un conflicto iniciado en agosto pasado, pero que aún no fue resuelto por el gobierno provincial.

Temas en esta nota