Coleros se toman franco por visita de inspectores

Por tercera jornada consecutiva, el mercado cambiario funcionó bajo la atenta mirada de decenas de inspectores que dificultaron la comercialización ilegal de dólares y complementaron los esfuerzos del Banco Central por evitar compras masivas de divisas. El dólar paralelo, aunque con limitaciones, se vendía ayer a $ 4,45 por unidad, un 4,4% encima del formal.

Por
26deOctubrede2011a las08:10

El aumento de los controles ensanchó la brecha entre el dólar formal e informal. Mientras que a principios de enero cotizaba 12 centavos –o 3%– por encima del formal, ayer la distancia era de 19 centavos, o 4,4%. El “dólar blue” o paralelo subió 7,6% desde principios de año, mientras que el formal ganó 6,6%.

Decenas de funcionarios de la AFIP, el Banco Central y la Unidad de Información Financiera (UIF) recorrieron bancos y casas de cambio acompañados de fuerzas de seguridad durante la rueda de ayer.

El titular de la UIF, José Sbatella, explicó los controles como un refuerzo a la prevención del lavado de dinero y desde el Banco Central aseguraron que los operativos continuarán hoy y los días próximos.

“Hay que transparentar el mercado cambiario”, dijo Sbatella en declaraciones radiales, y afirmó que el principal objetivo de los controles es detectar “coleros”, que facilitan las compras informales de dólares. “Los coleros son una muestra de hay sectores que están comprando de manera ilegal, porque no pueden mostrarse físicamente”, afirmó.

La apreciación del peso en términos reales respecto del dólar y del real brasileño dispararon apuestas por parte de los inversores sobre una suba acelerada de la divisa estadounidense luego de las elecciones. Sin embargo, con fuertes intervenciones del Banco Central –que ayer vendió casi u$s 200 millones de sus reservas y el lunes otros u$s 140 millones–, hasta ahora se viene retrasando la disparada de la divisa estadounidense que, en algunos mercados de futuros se llegaron a estimar en 10% en tres meses.
Operadores de casas de cambio y bancos porteños contaron a El Cronista que los inspectores llegaron a las 11 de la mañana y permanecieron hasta después de las tres. “Simplemente se paran y miran, no piden mayores datos”, señaló uno de ellos.
“Es un acto de presencia, a lo sumo chequearon que no hubiera empleados en negro”, comentaron en un banco.

Los operativos, que empezaron el viernes pasado, ya detectaron 125 coleros, según fuentes oficiales, a los que se los acusa de violar la Ley Penal Cambiaria.
El refuerzo de los controles suele impactar en un aumento del valor del dólar blue, pero la importante movilización de inspectores hizo que muchos de los vendedores decidieran darse un día de franco.
Los pocos que lo vendían lo hacían a $ 4.455 la unidad, mismo precio de la semana pasada.

Por Matías Barbería.

Temas en esta nota