Domínguez ganó holgadamente en las urnas y revirtió distritos adversos

El ministro de Agricultura revirtió resultados adversos en la provincia de Buenos Aires de las primarias de agosto. Se impuso en las elecciones del domingo en Puán y Salliqueló. El único electorado que le fue adverso fue el de Rivadavia, donde ganó el FAP de Binner.

Por
26deOctubrede2011a las11:11

En las elecciones del pasado domingo el primer candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, Julián Domínguez, no solamente se impuso en casi la totalidad de los distritos con el 57% de los votos sino que logró incluso revertir el resultado adverso que había obtenido en las primarias de agosto en dos localidades.

En las PASO, el ministro de Agricultura fue vencido por el radicalismo (Udeso) en las localidades bonaerenses de Puán y Salliqueló. Allí se dirigió en la semana posterior para reforzar la campaña con anuncios, planes y proyectos para ganadería que parecen haber dado resultado en las urnas.

En Puán, Domínguez logró ganar la elección a la Udeso de Alfonsín, por el 39,5% de los votos contra el 37,6% de los radicales. En Salliqueló, en cambio, la elección fue más ajustada todavía pero el oficialismo logró imponerse por escasos 38 votos sobre la boleta del radicalismo.

Sobre los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires, el oficialismo se impuso en 134. Solamente le fue esquivo el electorado de Rivadavia, en el extremo oeste provincial al límite con La Pampa, donde el oficialismo fue vencido por el FAP que sacó 47,17% de los votos contra el 33,86% que obtuvo Domínguez.

Durante las Primarias de agosto, en Rivadavia se impuso el kirchnerismo con 2.390 votos en la categoría de Diputados nacionales, y en segundo lugar había quedado el FAP, con 2.060 sufragios. El domingo en cambio, el oficialismo logró ampliar las adhesiones a 2.676 votos, pero fue superado por el candidato de Binner Víctor de Genaro con 3.728 votos.

Buena parte de esos sufragios fueron canalizados por el duhaldismo que en las primarias había sumado 1.624 votos y el domingo bajó a 452 sufragios que respaldaron a la primera candidata Graciela Camaño.

En la provincia de Buenos Aires, en cambio, el ruralismo obtuvo un revés contundente con un magro resultado para Mario Llambías, que terminó en el último lugar de la elección sin poder entrar en el Congreso de la Nación.

Aún en General Belgrano el ex presidente de CRA sucumbió ante el apabullante aluvión de votos del oficialismo. Allí Llambías pudo conseguir el domingo apenas 30 votos más de los que había alcanzado en las primarias, en cambio Domínguez sumó unos 200 votos más de los que había sacado en agosto, que lo ubicó primero cómodo con el 54% de los sufragios.

Llambías que había obtenido en las primarias casi 267 mil votos, y necesitaba unos 60 mil más para entrar como diputado, terminó el domingo con poco más de 200 mil. Unos 80 mil votos menos incluso que la lista del Frente de Izquierda de los Trabajadores, que seguramente representa lo opuesto a la ideología que profesa el ex presidente de CRA y de Carbap.

Temas en esta nota