Sigue el drenaje de reservas: el Central tuvo que sacrificar otros u$s 180 millones

Un nuevo decreto que obliga a petroleras y mineras a liquidar el 100% de las divisas que ingresen por exportación reforzará la oferta de dólares. En la city cuestionan un cambio de reglas abrupto y creen que se irá por más. Mientras tanto, el Banco Central debió sacrificar ayer otros u$s 180 millones. Las reservas descenderían u$s 1.500 millones este mes.

27deOctubrede2011a las08:08

El Banco Central (BCRA) se vio forzado una vez más a hacerle frente a una catarata de compras en el mercado cambiario. Esta vez perdió cerca de u$s 180 millones para que el precio del dólar no se dispare en el circuito mayorista donde operan grandes players, según datos consignados en las mesas financieras. Con esta intervención, la autoridad monetaria ya ha resignado cerca de u$s 1.200 millones antes de terminar octubre y se perfila a alcanzar los u$s 1.500 millones en el mes. En el año, la entidad ya perdió u$s 4.500 millones en reservas.

La incesante sangría alarma al Gobierno. Por eso, todos los esfuerzos e iniciativas oficiales apuntan en esta dirección. Además de los recientes controles desplegados por la city porteña desde el viernes pasado que alcanzó a casas de cambio, sucursales bancarias y corredores, ayer se conoció que la entidad dirigida por Mercedes Marcó del Pont conseguirá un aliado en dos sectores de la economía para abastecer a la demanda de divisas. De ahora en más las compañías petroleras y mineras están obligadas a liquidar en el mercado cambiario el 100% de las divisas que le ingresen por exportación. A partir del decreto 1722 que se oficializó ayer en el Boletín Oficial, con las firmas de la presidenta Cristina Fernández; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; y del ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, se reestableció “la obligatoriedad del ingreso y negociación en el mercado de cambios de la totalidad de las divisas provenientes de exportaciones petroleras, de gas natural y licuado y de productos mineros”. Hasta el momento, las petroleras estaban obligadas a liquidar un 30% de sus divisas, mientras que las mineras estaban totalmente exentas.

Basándose en cifras del año pasado, desde el Gobierno hablan de unos u$s 3.000 millones extra que ingresarían a la plaza a raíz de la nueva disposición. “El año pasado, las petroleras y mineras recibieron unos u$s 10.000 millones por sus exportaciones, de los cuales volcaron al mercado unos u$s 7.000 millones”, especificó una fuente del Central.

No obstante, en las mesas de los bancos hacen otras cuentas y especulan con un número mayor: “estimamos entre u$s 4.000 y u$s 8.000 millones que se agregarían ahora a la oferta de dólares”, calcularon en una entidad con gran porcentaje del share cambiario. Este año, según dicen, los ingresos por exportaciones de ambos sectores superarían los montos del 2010.

El nuevo flujo se sumaría a los más de u$s 20.000 millones anuales que liquida el sector agroexportador y le daría un mayor margen a la mesa oficial para “domar” al dólar sin dilapidar sus arcas. Los capitales que se fugan rondan entre u$s 2.500 millones y u$s 3.500 millones mensuales y los operadores señalan que “evidentemente no alcanzan operativos de control o inspecciones para que la demanda del público descienda”. “Por eso, ahora tratan de ampliar aunque sea la oferta con normas que son discutibles porque cambian las reglas de juego de un día para el otro”, analizó un cambista.

En el mercado, no descartan que puedan llegar a surgir nuevas normas que alcancen a otros sectores, de cara a un año en el que la caja del Gobierno estará más comprometida.
Hoy, el directorio del BCRA aprobará la reglamentación del decreto en pos de anular las exenciones que hasta ayer beneficiaban a estas empresas. En Reconquista 266 admitieron que la medida se venía gestando hace semanas en diferentes

Temas en esta nota