Ceremonia en el sur y actos en todo el país por Kirchner

En el primer aniversario de la muerte del ex presidente se trasladó su cuerpo a un mausoleo en Río Gallegos. La Presidenta encabezó ese homenaje y hubo marchas en la Capital y en las provincias.

Por
28deOctubrede2011a las07:49

La muerte del ex presidente El primer homenaje fue a la vez el más íntimo y sentido, el familiar. Un año y una hora después de la muerte de Néstor Kirchner, pasadas las diez de la mañana de ayer, la presidenta Cristina Fernández encabezó en el cementerio de Río Gallegos una ceremonia con sus hijos y pocos amigos : trasladaron el féretro del ex mandatario desde su bóveda original hacia un nuevo e impactante mausoleo. Se celebró una misa. A partir de entonces, los actos en memoria de Kirchner se sucedieron en todo el país.

Los recordatorios del santacruceño tuvieron contenido diverso pero fueron siempre políticos: se descubrieron estatuas y bustos en su honor, se exaltó su figura en discursos en múltiples actos, el oficialismo marchó a Plaza de Mayo . Lo recordaron presidentes del extranjero, como el uruguayo José “Pepe” Mujica y el ecuatoriano Rafael Correa. También la oposición. El gobernador salteño Juan Manuel Urutbey inauguró una escuela llamada “Presidente Néstor Carlos Kirchner”.

La visita al cementerio de Río Gallegos, la ciudad en la que Kirchner nació, en la que formó su familia y creció en la política, fue la única ceremonia de la que participó la Presidenta. Pasado el mediodía, ella se recluyó en su casa y ya no se la volvió a ver. Tampoco a sus hijos. El Mausoleo fue abierto al público.

Kirchner fue un político de raza. Murió en el poder. Los principales actos para recordarlo se desarrollaron en sitios que tienen una carga simbólica relacionada con su actividad pública.

En un lugar cercano en el que aún funciona la primera unidad básica de “Los Muchachos Peronistas”, la agrupación de la que nació el kirchnerismo, se colocó una estatua de Kirchner hecha en bronce . Dieron allí un discurso, entre otros, el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini. Ese funcionario es uno de los pocos que acompaña a los Kirchner desde los tiempos del llano, es decir, desde los tempranos 80. Estuvieron otros K, como el jefe de la SIDE, Héctor Icazuriaga; y también ministros y secretarios de Estado.

Quienes presentaron la estatua fueron dos de sus mejores amigos, los empresarios Osvaldo Sanfelicce y Rudy Ulloa . Después, en el Hotel Santa Cruz, también de Río Gallegos, se puso una placa en el lugar en el que Kirchner tomaba café.

Los actos más convocantes fueron en la Plaza de Mayo. La titular de las Madres, Hebe de Bonafini, encabezó una radio abierta junto al vicepresidente electo, el ministro Amado Boudou, y su par Débora Giorgi. Le “hablaron” a Kirchner. Tomaron ese micrófono diversos representantes del oficialismo. En la plaza se mostró otra estatua de Kirchner que será emplazada en Río Turbio. La Casa Rosada convocó hasta la madrugada a las agrupaciones K. Hubo recitales.

El líder de la CGT, Hugo Moyano, también recordó al ex presidente: fue el único oficialista que incluyó en su discurso un reclamo al Gobierno (ver página 7).

La imagen de Kirchner copó ayer los medios y la Web. En algunos canales se pasó un video de colores opacos en el que se veía a Néstor y Cristina muy jóvenes, sonrientes y felices.

Por Nicolás Wiñazki.

Temas en esta nota