Operativo dólar: lanzan más medidas para frenar la sangría de reservas

El Banco Central dispuso que los no residentes en el país deberán registrar el ingreso de capitales en el mercado local de cambios cuando compren empresas locales, realicen aportes de capital o adquieran inmuebles. También se amplían los requisitos para quienes compren más de 250.000 dólares en un año, una medida que apunta a atacar las operaciones que buscan fugar divisas.

28deOctubrede2011a las08:01

En línea con las expectativas de la city, el Gobierno fue por más medidas que apuntan a controlar el mercado cambiario. Al final de la jornada de ayer, el Banco Central (BCRA) dio a conocer dos normas que aprobó su directorio en una extensa reunión y que se suman a las inspecciones efectuadas durante toda la semana en casas de cambio, sucursales bancarias y corredores, al decreto que obliga a petroleras y mineras a liquidar el 100% de las divisas que generen por sus exportaciones y a la resolución que fuerza a las aseguradoras a repatriar los fondos del exterior.

Las nuevas normativas se venían gestando hace semanas entre los técnicos de Reconquista 266. La primera está dirigida a ampliar la oferta de divisas en el mercado local y la segunda, a contrarrestar las operaciones que se realicen a través del contado con liquidación –mecanismo que se utiliza para fugar divisas habitualmente por medio de la compra-venta de bonos, sin pasar por el mercado único y libre de cambios–.

En la disposición que busca un mayor ingreso de dólares, el BCRA estableció que en los casos de compras de empresas locales, aportes de capital o adquisición de inmuebles por parte de no residentes, se deberá registrar el ingreso de los fondos en el mercado local de cambios al momento de efectuar la inversión. En el Central ejemplificaron: “si un banco extranjero, por caso, decide adquirir una entidad local, la inversión debe quedar en una cuenta dentro del país, y ese pago no se puede efectuar en cuentas del extranjero”. Al ser consultados si la norma podría llegar a generar un posible freno de inversiones extranjeras, en la autoridad monetaria advirtieron que “la disposición está apuntada al vendedor y que de ninguna manera es un obstáculo para futuros negocios con el exterior”. A su vez, aclararon que este nuevo requisito no alcanza a las inversiones realizadas con anterioridad a la fecha, a las inversiones que no se materializan con un desembolso de fondos, así como tampoco será necesario para el giro al exterior de las rentas generadas por las inversiones.

La norma establece como requisito para una eventual repatriación al exterior de los fondos sin la conformidad previa del BCRA haber registrado el ingreso de las divisas en el mercado local de cambios al momento de efectuar la inversión inicial. De esta manera, si una empresa no residente compra una empresa local, y con posterioridad decidiera vender la misma a un residente, para poder remitir al exterior esos fondos sin requerir la conformidad del Central se deberá demostrar que fueron ingresados los recursos en el mercado local de cambios al momento de comprar la empresa local en cuestión. En caso contrario, deberá pedir la autorización previa del BCRA para remitir esos fondos.

La segunda medida profundiza las regulaciones existentes para la compra de moneda extranjera sin destino específico, con el fin de “restringir las operatorias con fondos provenientes de la informalidad que buscan eludir las normativas cambiarias”. En concreto, se amplían los requisitos que ya debían cumplir quienes compran en un año calendario activos externos por montos superiores a los u$s 250.000, orientados a demostrar que los fondos aplicados a la compra están justificados fiscal y patrimonialmente. Así, en lugar de establecer la compatibilidad de las compras de moneda extranjera con las declaraciones de bienes personales, en adelante se deberá demostrar además que se cuenta con fondos especí

Temas en esta nota