Se levantó el paro de camioneros

Los transportistas de granos que desde primera hora de ayer comenzaron un paro en reclamo de mejores tarifas, seguridad en las inmediaciones portuarias e higiene en los playones de espera, llegaron finalmente a un acuerdo con el Gobierno y levantaron la medida de fuerza.

Por
01deNoviembrede2011a las07:17

Se normalizó así la actividad en los principales puertos cerealeros del país, ubicados en Buenos Aires, Rosario, Quequén, Bahía Blanca, Ramallo y San Nicolás, en momentos en los que hay gran cantidad de carga para exportar.

"Se levantó la medida de fuerza", anunció el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, en una conferencia de prensa que dio junto con el secretario general de la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra), Ovidio Rodríguez. "Luego de una reunión de trabajo larguísima, consensuamos un acta acuerdo entre el Estado nacional y los representantes de los transportistas, que en muchos casos son empresas familiares afincadas en las zonas del país donde hay mucha actividad agrícola ganadera", agregó Schiavi.

El punto central de este acuerdo consiste en la implementación de un piso básico tarifario para el transporte de productos agrícolas que obligatoriamente deberá ser consignado en la carta de porte. "Esto implica que ese control llevado adelante por la AFIP es lo que va a garantizar que no se licue el precio de lo que cobran los camioneros y que no llegue a un punto en que no guarde relación con la rentabilidad actual de los campos", explicó el funcionario.

Pese a la importancia que se le dio a este piso básico, que será controlado por medio de un "sistema de emisión de código de trazabilidad de granos", y las insistentes preguntas sobre el tema, ni Schiavi ni Rodríguez revelaron cuál será su valor. Aunque sí especificaron que será la Secretaría de Transporte la encargada de actualizarlo y comunicarlo. "Se podrán hacer transacciones por encima de esa base, pero nunca por debajo", afirmó Schiavi.

Según detalló Rodríguez, luego de agradecer al gobierno nacional por haber tratado su problemática, actualmente se cobran $ 103 por tonelada transportada cada 200 kilómetros, de los que le quedan al camionero $ 70. El aumento que reclamaban los transportistas al iniciar la huelga era de 30 por ciento.

Otro punto destacado por Schiavi fue la creación de una comisión de trabajo para delinear algunos puntos que al sector le interesaban, como el tema de la estacionalidad para equilibrar el sistema de cargas, un plan de renovación de flotas con condiciones más accesibles, la prohibición de fumigar sobre los camiones y seguridad en las instalaciones portuarias, entre otras.

El conflicto de los transportistas, que se inició en la provincia de Buenos Aires pero que luego se nacionalizó, contó con el apoyo del sindicato de Camioneros, que lidera Hugo Moyano, según comentó Fabián Bermúdez, de Fetra. Además, de la tarifa, en medio de la protesta surgió otra queja: en los puertos de Rosario los transportistas perciben el cobro de la tarifa con un retraso de 60 a 90 días después de que se descargan los granos.

La protesta, finalmente destrabada, comprometía exportaciones por US$ 525 millones, según cálculos basados en la información de actividad portuaria de la Bolsa de Comercio de Rosario. A nivel nacional, las empresas marítimas tienen compromisos de exportación de 1,2 millones de toneladas de productos, principalmente soja y derivados.

La zona portuaria de Rosario, donde se había agudizado la protesta, es la más importante de Argentina, y desde allí se exporta cerca del 80% de la producción agropecuaria. Según últimos informes, del complejo Rosario/San Lorenzo/Puerto San Martín/Timbúes se exportan 56,9 millones de toneladas de cereales y oleaginosas, de las 73,4 millones de toneladas que vende al exterior la Argentina, lo que equivale al 78% del total del país.

Por Carlos Manzoni.

Temas en esta nota