Banco Central vendió u$s 100 M. Bonos en pesos pierden un 7%

La suba del dólar y el derrumbe de los bonos en pesos y las acciones fueron la noticia de una de las jornadas financieras más tensas de la gestión de Cristina de Kirchner.

01deNoviembrede2011a las08:07

En el mercado marginal, el «blue» subió un 5,06% a $ 4,70 y es récord. La divisa había alcanzado a $ 4,60 y luego bajó a $ 4,55 porque aparecieron vendedores, pero sobre el final aumentó la demanda y terminó a $ 4,70.

El dólar «contado con liquidación» que se utiliza para fugar divisas utilizando bonos y acciones en dólares avanzó un 5,37% a su máximo histórico de $ 5,10 con menos negocios que un día normal.

Como contrapartida, las acciones argentinas que cotizan en las Bolsas del exterior tuvieron fuertes derrumbes, en particular la de los bancos, que perdieron hasta un 14%. Muchas de estas acciones se utilizaron para hacer operaciones de «contado con liquidación».

En tanto, en la plaza mayorista, el dólar abrió a $ 4,269, pero el Banco Central volvió a plantarse con una oferta de u$s 500 millones y lo hizo bajar a $ 4,236, el mismo valor del viernes. La demanda se llevó u$s 100 millones, una cifra algo inferior a la de los días anteriores. Esta menor demanda tiene que ver con que los bancos necesitaron menos billetes ya que las nuevas restricciones impidieron a muchos clientes comprar dólares en las ventanillas de las entidades. Las casas de cambio, directamente, no operaron.

Las restricciones sólo consiguieron que la gente busque divisas en el mercado marginal, porque ve un problema detrás de cada prohibición.

El Banco Central, con sus restricciones, ha entrado en un juego peligroso. La entidad está alejando a los ahorristas genuinos del sistema al prohibirles adquirir dólares, aunque justifiquen los fondos.

Los clientes genuinos que presentaban todos los papeles que se exigían recibían «on line» una respuesta confusa de la AFIP que hablaba de «inconsistencias» con la declaración jurada. Por supuesto era imposible conseguir que el organismo recaudador aclarara a qué se refería.

Esto explica por qué cayó el monto de negocios en el Forex-MAE a u$s 236 millones; los bancos necesitaron menos billetes. Al final del día las reservas del Banco Central disminuyeron a u$s 47.507 millones, u$s 77 millones menos que el día anterior.

En las casas de cambio, por su parte, el dólar seguía a $ 4,265, un valor simbólico porque nadie podía comprarlos. El precio del dólar oficial comienza a parecerse a los números de la inflación. En este sentido, los bonos en pesos que indexan por el costo de vida fueron los más perjudicados por esta demanda de dólares y el agravamiento de la crisis del exterior. Los Discount en pesos, los bonos de referencia del canje de la deuda, perdieron casi un 6% de su valor. Pero los más perjudicados fueron los cupones PBI en moneda local, que bajaron un 7,23%. En cambio, los emitidos en dólares subieron casi un 3%. Esta brecha entre los cupones en pesos y en divisas es el mejor ejemplo para ver la preferencia de los inversores por los activos en dólares.

La próxima repatriación de divisas por parte de las compañías aseguradoras ha potenciado a los bonos medianos en dólares, porque se descuenta que hacia allí irán esos fondos. Por eso el Bonar X aumentó un 2,85% y el Boden 2015, un 2,60%. El Boden 2012, que es un verdadero plazo fijo porque vence el 3 de agosto próximo, subió un 1,30%.

La Bolsa local perdió un 3,63% por la fuerte baja de los bancos. Una de las entidades perdió poco más del 10% de su valor. Se sintió el contagio de Wall Street, donde el Dow Jones bajó un 2,25%.

Hoy comienza la reunión de dos días de la Reserva Federal en la que se definirá la política monetaria. En tanto, hay que ver cómo sigue la confección del plan de ayuda a los países europeos ante las dudas de China. En la Argentina, toda la atención se la lleva el dólar.  
&nbs

Temas en esta nota