Cristina embistió contra los bloqueos y dijo que los gremios equivocan el rumbo

La Presidenta volvió a quejarse de los cortes y bloqueos que utilizan los gremios y les pidió que protesten en la vereda. Calificó de “mamarracho” la manifestación de Uatre.

Por
02deNoviembrede2011a las07:51

En medio del creciente distanciamiento en la relación con el líder de la CGT, Hugo Moyano, la presidenta Cristina Fernández repudió una vez más el uso de los piquetes y cortes de calles y rutas como metodología para presionar por demandas sociales y sindicales, y cargó duramente contra una protesta de los trabajadores de Uatre, que ayer bloqueó al tránsito sobre la autopista Ricchieri, a la que atribuyó la intencionalidad de “desgastar políticamente” al Gobierno. “Estamos en una nueva Argentina y necesitamos otro tipo de prácticas para impulsar las demandas”, advirtió Cristina y, tras remarcar el compromiso de su administración con la no criminalización de la protesta social, recomendó a quienes tengan reclamos que “no se priven de protestar, pero que lo hagan en la vereda o en la Plaza de Mayo”.

La dura embestida de la mandataria tuvo como blanco especial al gremio de trabajadores rurales (Uatre), que conduce el dirigente duhaldista Gerónimo Venegas, que en la mañana de ayer bloqueó por algunas horas el tránsito en la autopista Ricchiere en reclamo por la definición de la paritaria del sector, protesta que culminó cuando los manifestantes fueron desalojados por efectivos de Gendarmería.
Durante un acto realizado en la Casa Rosada, Cristina se refirió directamente a esa protesta, afirmó que no eran más de 50 los manifestantes de Uatre que llevaron adelante el corte y denunció que esas personas “se fueron de la movilización en auto a comer a una parrilla cercana”. “Fue un mamarracho”, aseguró y se quejó de que fue necesario el desplazamiento de un centenar de gendarmes para desalojar a los manifestantes.

“Me pregunté por qué se aprovechan de esa forma de este gobierno. Miles y miles de manifestantes no son lo mismo que 50. La protesta tienen derecho a hacerla todos, pero los argentinos merecen otro tipo de prácticas en lo social y lo gremial. De lo contrario, se equivocará el rumbo”, advirtió la Presidenta, que no dudó atribuir al actitud de Uatre el objetivo de “desgastar políticamente” a su administración.

La manifestación de ayer forma parte de las medidas dispuestas por el gremio que lidera Venegas para presionar por la definición de la negociación salarial de la actividad. Al respecto, el sindicato denunció ayer que el Ministerio de Trabajo rechazó la aplicación de un aumento de 35,7% en los salarios del peón rural supuestamente acordado con las entidades del campo y aseguró que “de manera arbitraria” las autoridades laborales “homologaron una reducción del 10,7% sobre el aumento pactado”. Sin embargo, desde los despachos oficiales rechazaron la acusación gremial e indicaron que ayer se realizó una nueva reunión de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, en donde se sigue negociando la definición de la paritaria del sector. Además, en la cartera laboral negaron que ese ministerio tenga la capacidad de homologar un acuerdo salarial en la actividad rural y advirtieron que la aplicación de cualquier aumento debe ser aprobado por una resolución específica de la Comisión Nacional del Trabajo Agrario, que también integran los Ministerios de Agricultura y Economía y las cuatro entidades del campo con representación nacional.

En medio del conflicto, Venegas anunció que hoy ofrecerá una conferencia de prensa para anunciar las próximas medidas de fuerza que adoptará el gremio, que ya se declaró en estado de alerta y movilización, para exigir la urgente aplicación del incremento salarial para el personal del sector.

Por Elizabeth Peger.

Temas en esta nota