Flexibilizan controles para deudores hipotecarios

Turistas y tomadores de crédito habían sido las grandes víctimas del primer día de controles. El Central se apuró a sumar excepciones para facilitar operaciones.

Por
02deNoviembrede2011a las07:59

Menos de un día después de que el Programa de Consulta de Operaciones cambiarias de la AFIP y el Banco Central comenzara a regir, ya tuvo que ser modificado para permitir que turistas extranjeros y beneficiarios de créditos hipotecarios que están por comprar un inmueble puedan eludirlo. Los masivos rechazos a clientes que se acercaron a comprar dólares a casas de cambio y bancos durante el lunes pasado, tuvieron a esos dos casos como sus víctimas más golpeadas.

El Banco Central publicó en la misma noche del lunes dos resoluciones modificatorias al programa que había comenzado a regir esa misma mañana.
El primer caso que tuvo en cuenta el Central fue el de los turistas que abandonan el país y tienen sobrantes de pesos no utilizados en su haber.

Con el endurecimiento de los requisitos, muchos se quedaron en las puertas de las casas de cambio. Según fuentes gubernamentales, se entendió como una contradicción dificultar las operaciones en el mercado cambiario por parte de turistas en momentos en que se busca ralentar la fuga de divisas. El turismo es una de las actividades económicas que más divisas ingresa el país.

Así, la circular 5241 del Banco Central permite a los no residentes comprar hasta u$s 5.000 –por cada turista, y una sola vez durante todo su período de estadía– siempre y cuando logren probar que al momento de su ingreso al país adquirieron pesos argentinos por un monto no menor al que intenten comprar a la hora de volver a sus hogares.

El otro caso que decidió atender el Central en forma urgente es el de los tomadores de créditos hipotecarios que acaban de percibir los fondos del préstamo. Como en el mercado inmobiliario las transacciones se cierran en dólares, los deudores necesitan transformar sus créditos en pesos en divisas para poder concretar la operación.

Para ellos, la circular 5240 de la entidad monetaria estableció un plazo de 15 días a partir del 31 de octubre pasado durante el que podrán hacerse de tantos dólares como permita el monto de sus créditos, “en la medida en que el monto adquirido sea destinado simultáneamente al pago del inmueble objeto del préstamo”.

La aprobación de estas últimas operaciones será automática, ya que los propios bancos podrán informar a la AFIP si sus clientes recibieron créditos hipotecarios o no.
Las compras de dólares para operaciones inmobiliarias que no estén apalancadas con créditos bancarios, en cambio, deberán someterse a los mismos controles que el resto de los compradores.

Por Matías Barbería.

Temas en esta nota