Chaco y Formosa mejoran su potencial productivo ganadero

Con más de 4,5 millones de cabezas bovinas y un millón de hectáreas de establecimientos ganaderos, el potencial productivo de Chaco y Formosa gana un lugar cada vez más preponderante en la Argentina, según una Encuesta Ganadera Nacional realizada por la Red de Información Agropecuaria Nacional (RIAN) del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), junto con el SENASA y los gobiernos provinciales.

Por
02deNoviembrede2011a las10:43

Los resultados preliminares fueron presentados para esas dos provincias y arrojan una radiografía del proceso productivo de ganadería bovina para carne, desde la parición hasta la colocación de un producto en góndola o su destino a exportación. El relevamiento implicó identificar y organizar 531 variables, clasificadas en diez capítulos temáticos que van desde el estado de situación general hasta aspectos socioeconómicos, manejo, alimentación, condiciones de infraestructura, capacitación, asesoramiento, sanidad y comercialización, entre otros.

Andrés Sipowicz, a cargo de la Coordinación de Información Agropecuaria Nacional (CIAN), que contiene a la RIAN explicó que «el objetivo de este trabajo fue indagar sobre las variables que determinan la tecnología predominante en sistemas productivos mixtos y, específicamente, en los sistemas ganaderos».

«Era necesario contar con información actualizada del sector ganadero», agregó Eduardo Delssín, director del Centro Regional Chaco-Formosa del INTA. Además, Sipowicz adelantó que se lanzará en Chaco «una encuesta piloto a productores para tener una descripción socioeconómica y tecnológica que diagnostique el sector agrícola y que, junto a los datos ganaderos, nos permitirá tener un sistema de producción integral de las provincias».

Si bien una próxima etapa del trabajo profundizará el análisis de los datos cuantitativos, de los establecimientos evaluados en ambas provincias se desprenden diversos parámetros comunes. Tanto en Chaco como en Formosa el grueso de los productores encuestados posee entre 70 y 400 cabezas de ganado (32% y 29%, respectivamente), mientras que la cifra se reduce para quienes poseen más de 3.000 animales (1% y 2%). Asimismo, el sistema productivo está fundamentalmente asociado a la cría (67% y 76%) y los productores que hacen ciclo completo conforman el 26% y el 11% de los casos estudiados.

En cuanto a genética, las dos provincias comparten una supremacía de las razas sintéticas, seguidas por cruzas y luego por cebú.

Arturo Arano, referente ganadero del RIAN, afirmó que «Chaco y Formosa cuentan con un gran potencial ya que se lograron, mediante mejoramiento genético, biotipos de razas sintéticas muy adaptadas a la zona y con un gran potencial de producción de carne». Como ejemplo, detalló que «la tendencia es que en los campos hay mayor predominancia de la condición de pastoreo y la suplementación y engorde a corral se usan como una tecnología anexa».  

Temas en esta nota