Mejores precios para los novillos

La moderación de la oferta continúa siendo característica invariable de la operatoria actual en el Mercado de Liniers, donde esta semana se encerraron hasta el jueves 18.513 cabezas frente a las 18.004 de igual lapso del ciclo último.

05deNoviembrede2011a las09:00

Como consecuencia de esa acotada disponibilidad de hacienda terminada para faena, con las conocidas variables originadas en la calidad racial y en el tipo de engorde, pero también según la procedencia y los antecedentes de remisiones anteriores, resultó ágil en general la adjudicación inmediata de las diferentes categorías y clasificaciones a precios que oscilaron entre razonables y satisfactorios, según textual opinión de un martillero.

Y en ese clima, en las cuatro ruedas que se recuerdan en esta columna, los novillos constituyeron un producto bien demandado por parte de los llamados frigoríficos consumeros, pero también por empresas industrializadoras que aun con las conocidas restricciones en la tramitación de los ROE que les permiten cumplir sus ventas a mercados externos encuentran dificultad para asegurar las faenas por la vía directa.

Debe considerarse que la primavera llegó con lluvias en diferentes zonas de engorde y, en consecuencia, estimándose favorables los precios vigentes se retiene hacienda para ganar peso.

Además, con limitación en la oferta de invernada, parece improbable que sin tener certeza de poder "reponer" a valores de equilibrio se decida "cargar" a las plantas o al centenario recinto.

Con 1891 novillos que pesaron 481,17 kilos, equivalentes a un modesto 10,25% del total comercializado, tanto los suplementados que aseguran una cuidada presentación como los procedentes del sistema pastoril, se colocaron en los siguientes promedios calificados satisfactorios: $ 9/9,50 con 431/460 kg; a $ 8,90/9,30 con 461/490 kg; $ 8,80/9,20 con 491/520 kg, y $ 8,70/9,20 con más de 520 kg. Cabe apuntar que el Indice Liniers, de $ 8,780, indicó una recuperación del 2,23% respecto del anterior, de $ 8,589.

Con efectiva participación de varios operadores, entre ellos un supermercado, se obtuvo el jueves en remates especiales hasta $ 9,72 por un corte de 452 kilos que adquirió INC SA (ex Norte) y $ 9,65 a cargo de uno de los frigoríficos tradicionales, en tanto que mediante la participación de usuarios de plantas que abastecen a restaurantes y a hoteles se logró $ 9,46 por dos apartes destacados de 485 y de 516 kg.

Presencia del feedlot

Aun cuando los denominados establecimientos profesionales estarían reponiendo menos de lo que venden, la hacienda de feedlot sigue mostrando presencia en la plaza y es distinguida con valores destacados. Sin descuidar y castigar el engrasamiento que pueden presentar las hembras en el rango de 300 a 330 kilos, la hacienda liviana tuvo venta ágil desde la apertura del ciclo y hasta anteayer.

Con visible interés de un supermercado, se pagó en novillitos $ 9/9,80 por medianos de 351/390 kg y $ 9/9,70 por pesados de 391/430 kg; en vaquillonas, $ 8,80/9,30 por las de 351/390 kg y $ 7,90/8,70 por las pesadas de 391/430 kg, en tanto que los terneros se cotizaron en $ 9,60/10,40 los especiales a buenos y en $ 8,50/9,40 los de menor preparación.

Sin comprometer promedios sin duda retributivos, las vacas especiales a buenas que adquieren los operadores de la industria y los usuarios de planta, se vendieron con diferencias negativas al promediar la semana.

En diálogos de pasarelas se atribuyó la variante a que tras sucesivos repuntes, los precios habían perdido la aceptada relación de un 20 por ciento menos que los del novillo. En consecuencia, si los machos se están adjudicando en $ 9,20/9,30 las hembras deberían colocarse en $ 7,30/7,40, lejos de los $ 8 a 8,20 a que se había llegado por la tónica de firmeza originada en la ajustada relación entre oferta y demanda.

El miércoles se comercializaron en $ 7,10/7,80 las de mejor conformación y en $ 5

Temas en esta nota