El Gobierno busca aprobar el Presupuesto 2012 sin modificar el gasto en subsidios

El ahorro fiscal de $ 600 millones que supone el recorte en los subsidios a empresas no está contemplado en el proyecto. El oficialismo avisó que no adecuará las estimaciones.

Por
08deNoviembrede2011a las07:57

A pesar de que el Gobierno anunció hace menos de diez días un cambio trascendente en su política de subsidios, no modificará en consecuencia el proyecto de Presupuesto 2012 que será tratado en comisión esta semana en la Cámara de Diputados. Alrededor de $ 75.000 millones están asignados a la partida de subsidios en el texto, aunque el Poder Ejecutivo dispuso recortar esos beneficios para empresas, lo que significará de momento un ahorro fiscal de $ 600 millones y que puede ser mayor.

“Lo único que tenemos hoy sobre reducción de subsidios es el anuncio que han hecho los ministros Amado Boudou y Julio De Vido y no he recibido ninguna instrucción de modificar lo que tenemos previsto para subsidios el año que viene”, señaló el jefe del bloque de diputados kirchneristas, Agustín Rossi, respecto del proyecto que la comisión de Presupuesto debatirá mañana. El oficialismo tiene la expectativa de conseguir, sin más demoras, dictamen favorable para el proyecto y dejar todo listo para llevarlo al recinto.

Para eso, necesitará que algunos diputados opositores acepten firmar el despacho en respaldo del proyecto de la Casa Rosada, aun sin cambios. “Vamos a intentar obtener el despacho de la comisión y vamos a ver si están dadas las condiciones para que sea tratado y debatido en el recinto. Vamos a ver si tenemos el número de firmas necesarias”, indicó Rossi a radio Del Plata. Para no obstaculizar el trámite, varios legisladores no oficialistas anticiparon su inclinación a acompañar el texto, aunque firmarían el dictamen aclarando que tienen disidencias parciales, e incluso totales, con el proyecto.

Es la postura que adoptarán el radicalismo, el macrismo y el Peronismo Federal, según anticiparon algunos de sus representantes. Los radicales pretendían, antes de cerrar el debate en comisión, escuchar al ministro de Planificación, De Vido; y a la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont. Sin embargo, esas invitaciones no están en la agenda del oficialismo. Por eso, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, Miguel Giubergia (UCR), adelantó que sus colegas de bloque firmarán el despacho, pero lo harán “en disidencia total” porque las estimaciones oficiales que contiene el proyecto están “dibujadas”, consideró.

El macrista Federico Pinedo y el peronista disidente Eduardo Amadeo anunciaron estrategias similares de sus bancadas. “Si quieren que el presupuesto tenga la credibilidad del Indec, no podemos acompañarlos y firmaremos el dictamen de comisión en disidencia”, sostuvo el jefe del bloque PRO.

El Frente para la Victoria esperará a ver cómo se desarrolla la discusión en la comisión para decidir cómo avanzar con el trámite legislativo del Presupuesto. Si Rossi considera que está en condiciones de lograr la aprobación particular de cada uno de los artículos sin riesgos, el texto se debatirá en las dos semanas próximas. Caso contrario, ya avisó que no tendrá problemas en esperar al recambio parlamentario del 10 de diciembre, tras el cual volverá a contar con quórum propio. “Encontramos una predisposición más favorable que el año pasado, pero a la hora de la discusión en particular (los opositores) no dan la misma precisión. Necesitamos contar con la aprobación general y particular de cada artículo”, explicó el santafesino.

Por Noelia Barral Grigera.

Temas en esta nota

    Cargando...