El Central ofrece prestar dólares a los bancos para paliar la fuga de ahorros

Los bancos piden cada vez más billetes físicos al organismo. Ayer fueron otros u$s 120 millones. Es por el drenaje de ahorros que dispararon los nuevos controles.

08deNoviembrede2011a las08:01

El ambiente está revuelto. El susto de los ahorristas no se apacigua y los banqueros deben recurrir cada vez más al Banco Central para abastecerse de billetes físicos. “Están todos los ojos puestos en la evolución de los depósitos en dólares, porque si se sigue retirando a este ritmo en algún momento van a correr riesgo el crédito”, comentaba ayer un gerente encargado de prestar dinero a los grandes exportadores del país.

A los funcionarios oficiales les preocupa ahora que este nerviosismo que se disparó en el sistema –a partir de las mayores restricciones de la AFIP– haga más escaso el fondeo en moneda extranjera e impida a las entidades sostener el ritmo de crecimiento de la prefinanciación a exportaciones. O los obligue, en el mejor de los casos, a subir las tasas de interés.

Para evitarlo, los técnicos del Banco Central ofrecieron informalmente a las autoridades de bancos empezar a otorgarles “pases en dólares”: préstamos de muy corto plazo (de uno a siete días), como los que ya existen en moneda local, con una muy baja tasa de interés. El instrumento ya está incluido en la normativa, pero actualmente no se implementa. “Recomiendan algo similar a lo que realizó el banco central de Brasil en la última crisis para que no se corte la cadena de préstamos en moneda extranjera. Por ahora es sólo una sugerencia”, contó una fuente a este diario. Consultados por este diario, una fuente del BCRA reconoció que “actualmente está en estudio un esquema para que no se corte la prefinanciación a exportaciones”.

En el sector creen que el destino de esta corrida puede tener un final muy poco feliz. El colchón de divisas que hasta hace poco tenían los bancos locales en sus depósitos era de u$s 14.800 millones. Pero en los últimos días la fuga de ahorros no se detuvo y el retiro promedió los u$s 200 millones diarios. Con esto, la caída ya se habría acercado a los u$s 1.000 millones en una semana.

Esta fuga explica gran parte del pedido –cada vez más frecuente– de billetes físicos al Central. “La venta de billetes por ventanilla bajó mucho, por estas nuevas restricciones de la AFIP. La operatoria de canje que se incrementó en estos días está influida claramente por el retiro de depósitos”, precisó el gerente financiero de un banco local. Ayer, según pudo confirmar este diario, los bancos debieron pedir como “canje” u$s 120 millones al organismo oficial. Es un 50% más de lo que habían llegado a solicitar en los últimos días, que los llevó a acumular u$s 350 millones en sólo cuatro días. Los créditos en moneda extranjera, en tanto, son actualmente de u$s 9.700 millones.

Una curiosidad: a pesar del retiro que reconocen los ejecutivos, la tasa de bancos privados por depósitos mayoristas en dólares a 30 días que el Central obtiene a través de una encuesta (la Badlar) está en descenso: pasó de 0,7% a 0,3% en una quincena. La ejecutiva de una mesa de dinero intentó explicarle esto a El Cronista: “El ahorrista no toma su decisión por una cuestión de tasa, sino por miedo a que el Gobierno se quede con sus dólares”, protestó.

Hace años ya que la tasa de los préstamos en dólares a empresas exportadoras no se mueve de un rango aproximado de entre el 3% y el 5% anual (en pesos: de entre el 22% y el 30%). De ahí que, si bien la idea sugerida por el Central aún no incluye una discusión sobre sus costos, los ejecutivos presuman que la tasa de un call en dólares no debería superar el 2% anual. “No hemos movido la tasa de las prefinanciaciones en mucho tiempo, porque la liquidez venía creciendo. Pero el escenario actual podría obligarnos a mo

Temas en esta nota