Dilma más pesimista tras cumbre del G-20: "La crisis no se solucionará por lo menos en los próximos dos años"

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que la semana pasada participó en la cumbre del G20, dijo que regresó pesimista de Francia y prevé que la crisis global no tiene perspectivas de solución en el corto plazo.

Por
08deNoviembrede2011a las10:57

La mandataria manifestó su preocupación ante el escenario global y estimó que "no hay ninguna perspectiva de que la crisis sea solucionada por lo menos en los próximos dos años" según declaró la ministra de Relaciones Institucionales Idelí Salvatti tras reunirse con Rousseff, publicó hoy Folha de Sao Paulo.

En declaraciones formuladas ayer a una radio estatal Rousseff dijo que mientras crece el desempleo en los países ricos en Brasil hay prácticamente pleno empleo, pero aún así reconoció que las turbulencias de esas economías pueden contagiar al resto del mundo.

Rousseff ordenó a sus ministros que eviten hacer "locuras" con los gastos públicos a fin de que el país pueda cumplir con el superávit fiscal previsto, reportó Folha.

De ese modo la gobernante espera robustecer la situación financiera del gobierno para asimilar nuevos impactos de la crisis, que ya afectaron a la economía local cuyo crecimiento será del orden del 3,2% en 2011 y no del 5% como se estimaba a comienzos de año, según previsiones del mercado.

Temas en esta nota