Quita de subsidios: la luz costará a las industrias hasta 150% más

Desde el 1° de diciembre un grupo de medianos y grandes usuarios comenzarán a pagar la tarifa plena de electricidad. Habrá un codificador de actividades de la AFIP para identificar a esos usuarios. También un registro de excepciones.

09deNoviembrede2011a las07:24

A seis días de haber anunciado la puesta en marcha el operativo de “desmantelamiento de los subsidios de los servicios públicos”, el Gobierno sacó ayer la primera resolución normativa para que un conjunto de actividades comerciales e industriales pasen a pagar las tarifas plenas de energía eléctrica.

Por medio de la resolución 1301, la Secretaría de Energía determinó que a partir del 1 de diciembre los bancos, financieras, aseguradoras, tarjetas de crédito empresas de telefonía celular, juegos de azar, petroleras, mineras, aeropuertos y operadores de transporte fluvial de pasajeros dejarán de recibir los subsidios que están vigentes en las tarifas eléctricas.

Se suman las telefónicas . Según los primeros cálculos que efectuaron técnicos del área eléctrica, los aumentos que deberán afrontar esos sectores en el valor de la energía rondarán entre el 120% y 150%.

Junto a la quita total de los subsidios eléctricos para este primer grupo de medianos y grandes usuarios –al que se sumaron las telefónicas–, la resolución de Energía introdujo otros dos cambios significativos.

Por un lado, estableció que a partir de ahora las distribuidoras deberán identificar a todos los usuarios comerciales e industriales con el “codificador de actividades” que maneja la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Y por otro lado, dispuso la creación de un “registro de excepciones” donde podrán acudir los usuarios que no puedan afrontar los valores plenos de la energía sin subsidios.

Para poder instrumentar la quita de los subsidios, el Gobierno procedió a fijar los “nuevos precios de referencia de la energía estacional” que regirán hasta el 30 abril de 2012. Los precios que comenzarán a facturarse a partir del 1 de diciembre son de: $ 254,40 MWh para las horas pico; $ 245,18 MWh en las horas valles y $ 249,47 MWh en el resto del día.

Si bien las tarifas finales más bajas son las que se registran en la región metropolitana, los nuevos valores son de alcance nacional, con lo cual las subas deberán ser afrontadas por los clientes de los sectores señalados de todo el país.

Tras el paso dado con la poda de los subsidios eléctricos, ahora se aguardan las resoluciones y medidas oficiales para implementar las quitas de los aportes estatales en los servicios de gas y agua potable.

Si se cumplen los plazos que anunciaron los ministros de Planificación, Julio De Vido y de Economía, Amado Boudou dentro de 15 días debería estar listo un informe con los próximos sectores económicos que dejarán de gozar de los subsidios tarifarios que tienen los servicios públicos.

Esta tarea quedó a cargo del “Grupo de Trabajo” biministerial que presiden los subsecretarios de Coordinación y Control, Roberto Baratta (Planificación) y de Presupuesto, Raúl Rigo (Economía).

Para definir la nueva lista de excluidos de los subsidios, deberán cruzar los datos de los últimos años de consumo y facturación con los entes reguladores y las operadoras de los servicios. No se descarta que haya “quitas diferenciales” de subsidios entre distintas actividades.

Después, vendrá el turno del sector más difícil de resolver: los usuarios residenciales.

Si bien aún no está claro cómo se instrumentarán las modificaciones para los consumos hogareños, los funcionarios ya manejan dos variables para establecer las quitas de subsidios y los porcentajes de aumentos: los niveles de consumo y la ubicación geográfica.

La intención oficial es poder definir el primer reacomodamiento residencial de subsidios y tarifas en diciembre para que

Temas en esta nota