Preocupa a ruralistas descentralización de la vacunación contra la aftosa

La entidad que conduce Alberto Frola envió una carta al titular del Senasa, Jorge Amaya, expresando la “preocupación“ por la Resolución 268/2011 que habilita a médicos veterinarios a vacunar en forma privada. Asegura Carbap que debería aplicarse el criterio de "no innovar" en las medidas sanitarias.

Por
09deNoviembrede2011a las11:02

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) expresó su “preocupación” a través de una carta al presidente del Senasa, Jorge Amaya, solicitándole “la suspensión de la resolución 368/2011” con el objetivo de permitir un “necesario proceso de pormenorizada evaluación de los alcances y  consecuencias derivadas de la aplicación de la medida”.

La resolución referida habilita la inclusión de los Médicos Veterinarios Privados quienes podrán aplicar la vacuna antiaftosa en todo el territorio del país, pero “debilitaría el sistema de comercialización y vacunación a través de los Entes Sanitarios gestionados por los productores  que ha demostrado ser exitoso en el combate de la fiebre aftosa”, remarcaron desde la entidad que conduce Alberto Frola.

Ante la amenaza que implica la presencia de fiebre aftosa en la región – puntualmente en Paraguay- “es indispensable NO INNOVAR en materia sanitaria, fortalecer los exitosos entes de vacunación y evitar poner en riesgo el sistema sanitario”, subrayaron los ruralistas con las mayúsculas.

“Desde Carbap entendemos que el Programa Nacional de Lucha contra la Fiebre Aftosa, declarado de interés nacional en 1993 debe contemplar una vacunación sistémica garantizada, controlada y de cumplimiento a nivel nacional ante lo cual la nueva disposición podría ocasionar serias dificultades”, resalta el comunicado.

De allí que la entidad reclamó “priorizar el objetivo central del Programa de Lucha contra la Fiebre Aftosa que es controlar y erradicar la enfermedad del territorio nacional, el cual se viene cumpliendo con el trabajo de los  productores, las autoridades (…), los Entes Sanitarios locales y toda la cadena de comercialización y aplicación de las vacunas, sin poner en riesgo la sanidad de los rodeos argentinos ni hacer peligrar el status sanitario de nuestro país debilitando un sistema  de aplicación exitoso que hoy se pretende modificar motivado por  intereses ajenos a lo sanitario”, concluye.

Temas en esta nota

    Cargando...