Presionada por la salida de depósitos, la AFIP empieza a "ablandar" los controles

Con retiros estimados en u$s 1.500 millones desde el inicio de las medidas, empiezan a aumentar los montos permitidos. También se han “validado“ casos que antes arrojaban un “inconsistente“. En tanto, el goteo de depósitos en pesos pone presión sobre las tasas. La Badlar trepó ayer hasta 23%.

10deNoviembrede2011a las08:43

Sebastián S., tiene 30 años, es diseñador gráfico y el martes de la semana pasada entró en el sitio de Internet de la AFIP para ver si podía comprar dólares. En aquella oportunidad, Sebastián sólo pudo obtener la aprobación de la AFIP para convertir $ 3.000 en dólares. Ayer, un nuevo intento, le regaló a Sebastián un resultado inesperado: la AFIP le permitía comprar dólares por hasta $ 6.000.
Como él, Estefanía, una abogada de 28 años, pasó de los $ 1.500 iniciales a los $ 4.500 e incluso Mariano, que se había quedado con un enigmático “inconsistente” en sus primeros intentos, ayer podía transformar hasta $ 4.500 en dólares.
Desde ayer, la AFIP –con el conocimiento del BCRA–, ha implementado y flexibilizado “mejoras” en los montos autorizados de compra de divisas.
En rigor, también ha realizado numerosos “upgrades” pasando de la “inconsistencia” a la “validación” a aquellos que habían visto baldías sus intenciones de adquisición de divisas.

Las razones hay que buscarlas en las consecuencias que generó en el sistema financiero el malestar del público ahorrista. En apenas diez días de vigencia bajo las inesperadas medidas de la AFIP, los depósitos en dólares de todo el sistema cayeron entre un 7% y un 10%. Son estimaciones que hacen los propios banqueros, que ubican el drenaje entre los u$s 1.000 millones y los u$s 1.500 millones durante este período.

Producto de esta salida de depósitos es que las entidades llegaron a pagar ayer un interés de hasta 23% anual por sus plazos fijos mayoristas en el esfuerzo por convencer a los grandes operadores del mercado. Los banqueros cuentan que tuvieron que subir la tasa en un punto y medio porcentual, en promedio, para evitar que empiecen a flaquear los ahorros en pesos: “Por estos días ya se ven retiros, que por ahora podrían considerarse estacionales en la medida en que no se terminan de pagar algunos sueldos, pero la realidad es que retiros hay y también empiezan a ser en pesos”, se lamentaron en una mesa de dinero. “La salida de los depósitos en dólares, mientras tanto, no se frena y se va a complicar cada vez más en la medida en que crezca el pánico”, agregaron.

Cambio de tendencia
Si bien la tasa de “rebotes” de aquellos que prueban realizar una operación de divisas aún se mantiene por encima del 50% y hasta el 80% de las consultas, fuentes del mercado cambiario corroboraron que desde ayer se percibió una sutil mejora en la flexibilidad de los montos permitidos por la AFIP y hasta en la implacable clasificación para aprobar la operatoria.

Un banquero de una entidad de mediano porte que es especialista en la prefinanciación de exportaciones y por ende en el mercado cambiario se resistió a entusiasmarse con las modificaciones experimentadas en la jornada de ayer si bien las reconoció: “No hay que perder la perspectiva, si bien hay algún tipo de incremento en las cantidades permitidas de compra, de todas formas estamos en presencia de fuertes controles cambiarios que seguirán siendo discrecionales algo que es inaceptable para buena parte del público”.

Otra fuente del mercado argumentó también que la salida de depósitos ha impactado en las reservas del BCRA y que por esa razón ya se ve con mayor preocupación el sostenimiento de los controles. En rigor, para algunos analistas, esta preocupación oficial explica, en buena parte, que algunos bancos, que hasta el martes le demandaban billetes de dólar al BCRA, ayer comenzaron a realizar importaciones directas de la Reserva

Temas en esta nota