El freno a las importaciones impulsa la venta de maquinaria agrícola nacional

Los fabricantes locales le siguen ganando terreno a los extranjeros a pesar de que el mercado total se retrajo un 25% durante el tercer trimestre de este año.

Por
11deNoviembrede2011a las07:34

Las fabricantes nacionales de maquinaria agrícola ganan terreno en detrimento de las internacionales gracias a los frenos a las importaciones impuestas por el Gobierno y que se intensificaron en el último año.

Las firmas nacionales ya lograron incrementar su ‘share’ de ventas, que pasó de 68% en el tercer trimestre de 2010 a 72% en el de este año.

A pesar de que el mercado general se retrajo 25% en ese mismo período, los principales recortes en las ventas se dieron en el rubro importado, especialmente en las que llegan de Brasil y de Estados Unidos, que cayeron 34% en cantidad de unidades, mientras que para el caso de las nacionales, la merma fue menor: del 21%, según datos del Indec.
En términos de facturación, los ingresos crecieron por mayores precios unitarios y se ubicaron en los $ 1365,1 millones durante este período, con un incremento del 38.5% comparando con igual trimestre del año anterior y pese a las bajas en las cantidades.

El mejor desempeño de la maquinaria local también se ve desde esta perspectiva; la facturación de maquinaria de origen nacional registró un aumento del 53,3% contra el tercer trimestre de 2010, mientras que en los equipos de origen importado el incremento fue mucho menor: del 19,2 por ciento.

Según el especialista del INTA, Mario Bragachini, las firmas nacionales no dieron abasto con los pedidos de sus clientes que no consiguieron maquinaria importada y cambiaron, por caso, el tractor John Deere por el de Pauny, y la cosechadora de Case por la de Vassalli.

El desempeño según rubro jugó también a favor de las nacionales. La gran mayoría de las sembradoras se fabrica en el país por empresas locales, y este rubro fue el de mayor participación en ventas durante el tercer trimestre de 2011, alcanzando el 34,2% de las ventas totales.

Los implementos tuvieron el 25% de participación en las ventas. Dentro de este rubro, también predominan las locales.

En el caso de los tractores y cosechadoras, los equipos son mayoritariamente importados, pero fueron en buena medida reemplazados por nacionales.
Analizando por grupo, los tractores y las cosechadoras de origen nacional cubrieron el 46,8% y el 33,8% en facturación de sus respectivos mercados.

En este contexto, la ministra de Industria, Débora Giorgi, aseguró que las inversiones en el sector de maquinaria agrícola alcanzan los u$s 580 millones.
“Estamos impulsando la inversión y el incremento de la producción local en maquinaria agrícola para satisfacer la demanda creciente de nuestro mercado interno, sustituir importaciones y dar un salto exportador”, sostuvo.

La funcionaria pidió a las firmas internacionales que comenzaran a revertir el déficit de la balanza comercial, y durante el año cosechó varios anuncios de desembolsos en el rubro.
Entre las multinacionales que accedieron a invertir en el país por las barreras al ingreso de mercadería se encuentran John Deere, que desembolsará u$s 130 millones; Agco (u$s 140 millones), Case- New Holland (u$s 200 millones) y Claas (u$s 60 millones).

Temas en esta nota