Un economista se perfila como sucesor de Berlusconi

La certidumbre de que el economista Mario Monti (68) asumirá como jefe de un gobierno italiano de emergencia calmó ligeramente a los mercados que tienen bajo asedio a Italia por la pérdida total de la credibilidad de Silvio Berlusconi para afrontar la crisis.

Por
11deNoviembrede2011a las07:54

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, espera que el domingo por la tarde la Cámara de Diputados apruebe la ley de emergencia con las enmiendas que exigen Europa y el Fondo Monetario. De inmediato presentaría su renuncia il Cavaliere y esa noche jurarían Monti y su gobierno.

El nivel de alarma se mantiene altísimo en toda Europa . Ayer los mercados se movieron bajo el peso de la desconfianza en los líderes políticos del continente, entre continuas discusiones sobre las medidas para superar la crisis. Al final de la jornada, la Bolsa italiana subió un magro 0,97% pero fue la mejor performance europea. Las tasas de riesgo, que habían llegado el miércoles a niveles de “crack” en Italia, con un 7,70% anual para los bonos a diez años, bajaron ayer a una tasa alta pero menos trágica de 6,91%. Se espera que en pocos días se logre reducir estas cifras.

Monti se presentará hoy como flamante senador vitalicio, nombrado por Napolitano, en el aula senatorial del Palacio Madama, donde se están discutiendo las enmiendas a la ley de austeridad. Ayer dijo que “hay mucho trabajo que realizar” y agregó que su propósito es “ remover los privilegios para estimular el crecimiento” .

El profesor, que es titular de la Universidad Bocconi, uno de los ateneos privados más prestigiosos de Europa en temas económicos, fue durante diez años comisario (ministro) de la Unión Europea y se dedicó a cuestionar a varios gigantes empresarios por sus posiciones monopolistas . El caso más sonado fue contra Microsoft.

Ayer hubo intensas negociaciones políticas, con Berlusconi que se sumó al apoyo a Monti y abjuró de su rígida posición en favor de elecciones anticipadas. Pero su partido PDL aparece profundamente dividido entre los partidarios y contrarios a sustentar el nuevo gobierno de emergencia. La Liga Norte de Umberto Bossi, aliado de Berlusconi, anunció que votará “no” al gobierno de Monti.

El partido Democrático, principal fuerza de centroizquierda, y los centristas del Tercer Polo, protagonistas de la oposición a Berlusconi, son los pilares fundamentales de apoyo parlamentario a Monti. Pero en la centroizquierda también hubo una sonada disidencia: la de Italia de los Valores del ex fiscal anticorrupción Antonio Di Pietro.

“No voy a votar en favor para tener que gobernar con Silvio Berlusconi. Sería una traición”, afirmó Di Pietro. Pero en los sitios on line del partido estalló una revuelta porque la gran mayoría de los afiliados sostiene que se debe apoyar a Monti porque es “la única solución” para tomar rápidas medidas a fin de enfrentar una crisis que es dramática para Italia. “Proponer la alternativa de elecciones anticipadas –como hizo ayer Di Pietro– es demasiado peligrosa porque requerirá dos o tres meses y no nos van a esperar tanto tiempo”, escribieron cientos de afiliados.

Según trascendió, Monti anunciará la próxima semana medidas de emergencia para afrontar la crisis, con apoyo de Napolitano.

Por Julio Algañaraz
Roma. Corresponsal

Temas en esta nota