El BCRA deja de tomar deuda con bancos europeos y pone al descubierto baja de reservas

La imagen sin photoshop suele ser siempre más cruel. Lo mismo que las reservas sin su propio maquillaje. El endeudamiento con los bancos del exterior al que suele recurrir el Central para disimular la volatilidad de las reservas parece haber empezado a desaparecer y a desnudar una realidad.

Por
11deNoviembrede2011a las08:04

En las arcas del organismo, el deterioro es bastante más pronunciado que el que se veía semanas atrás, a pesar de que la entidad pierde en sus encajes la misma cantidad de divisas que antes vendía en el mercado cambiario (aquellos u$s 150 millones diarios son similares a las estimaciones que hacen los propios banqueros sobre el retiro de depósitos en dólares que carcome las reservas).

La entidad de Marcó del Pont sintió una caída de u$s 770 millones en una semana. Casi lo mismo que en los 30 días anteriores. La cifra se extiende a u$s 850 millones si se toman los nueve días de vigencia de las medidas de la AFIP. La novedad de estos días parece ser una nueva limitación que encontró la entidad para endeudarse con bancos europeos y del BIS. Hace casi una semana que no toma créditos. Tanto los analistas como los ejecutivos del sistema presumen que, tras acumular una deuda de u$s 4.400 millones desde julio, el organismo se habría encontrado con un impedimento para financiarse. “No hay ningún motivo para que no esté tomando deuda en este contexto, a juzgar por cómo caen las reservas. Pero parece que el organismo encontró un límite”, explicaba ayer a este diario un banquero con buena trayectoria en el organismo. “Es lógico. El acreedor te pone una limitación. No se trata de una línea abierta infinita”, agregaba.

En el Banco Central una fuente reconoció a El Cronista que hoy se da “un proceso de menor captación de deuda”. Aclaró que “no se trata de una cuestión infinita” y que las líneas con los bancos europeos y el BIS “son préstamos de corto plazo que nunca se usaron para disimular una caída”.

En el organismo, además, dicen estar tranquilos porque consideran que el actual retiro de depósitos de los argentinos es menos nocivo para las reservas que las ventas diarias en el mercado cambiario.

“Esta caída es menos perjudicial que la que se puede tener por vender dólares, porque los encajes al final se van a terminar recuperando. Es una caída transitoria en la medida en que puede revertirse el escenario de goteo de depósitos en dólares, que hasta hoy es de entre el 3% y el 5% del total. Estos dólares vuelven a los bancos”, se ilusiona por estos días en el Banco Central.

Temas en esta nota