El mercado inmobiliario busca atajos frente a los controles

Surgen nuevas cláusulas y mecanismos para que no se paralice la compraventa de propiedades.

14deNoviembrede2011a las07:46

Con una capacidad de adaptación casi instantánea, alcanzada después de un largo historial de crisis, las inmobiliarias y sus clientes empezaron a buscar atajos para evitar que los nuevos controles sobre la compra de dólares no paralicen completamente la adquisición y la venta de propiedades en la Argentina.

Si bien por el momento la cautela sigue primando en el mercado y cada vez son más las operaciones que se postergan unas semanas a la espera de tener un panorama más claro, también empezaron a surgir algunas prácticas inéditas con las cuales buscan adecuarse al nuevo escenario y lograr que se concrete la transacción de la propiedad.

"Las operaciones que se están llevando a cabo son las que ya estaban definidas antes de las nuevas medidas y en las que los compradores tenían los dólares en la mano, con lo cual no se vieron afectados por estos cambios. Igualmente, estamos viendo que se incluyen algunas cláusulas nuevas en los contratos para evitar sorpresas", explicó Néstor Walenten, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

La práctica más común cuando se firma un boleto ahora es incluir una cláusula que establece que el comprador se compromete a contar con los dólares en su poder al momento de la escritura y dejando por escrito que no se pueden utilizar los nuevos controles cambiarios como una excusa del fracaso de la operación.

Otra opción es especificar en el boleto que en el caso de que el comprador no cuente con los dólares billetes en el momento del cierre de la operación se podrá pesificar el monto pero tomando en cuenta el valor de la divisa norteamericana en el mercado paralelo.
Cómo cubrirse

"La idea de todos es cubrirse ante la eventualidad de no poder transformar los pesos en dólares, pero el problema es que estás provocando un aumento en los precios de las propiedades", explicó José Rozados, director de la consultora Reporte Inmobiliario.

En el caso de los terrenos, el panorama es aún más incierto, ya que la mayoría de las operaciones se hacía a través de fideicomisos que trabajan en dólares, con lo cual no resulta fácil prever qué pasará con este modelo de negocios en los próximos meses. Hasta el momento, el atajo más buscado para evitar una paralización total del mercado también fue pesificar las compras tomando como referencia el dólar paralelo.

En el sector también explican que ante los nuevos controles cambiarios también hay algunos potenciales compradores que encontraron ciertos resquicios para acceder a los dólares sin mayores problemas.

"Trampas pare eludir estos controles a la hora de hacer una operación inmobiliaria no hay, pero lo que sí hay son vivezas criollas para aprovechar legalmente la oportunidad que brinda toda esta situación. Una es que aquel que tiene capacidad crediticia puede ir a un banco, sacar un crédito hipotecario y con ese monto comprar dólares a 4,30 (valiéndose de la excepción que da la AFIP para los que justifican que su dinero proviene de un crédito hipotecario). Así, con el spread entre lo que compró el dólar y lo que vale el dólar blue, ya paga la tasa de interés y sale ganando", reconoció Jorge Toselli, director de JT Inmobiliaria.

Más allá de estos atajos, está claro que el panorama en el mercado inmobiliario cambió en forma abrupta en las últimas semanas. Si bien los resultados sólo se podrán cotejar en un par de meses, cuando se conozcan los números de las escrituraciones de esta fecha (el Registro de la Propiedad Inmueble refleja la evolución del mercado con varias semanas de demora), en el sector dan cuenta de un cambio de tendencia muy marcado.
Uno de los motores económicos

La construcción de edificios de departamentos y condominios de lujo era hasta ahora uno de los principales motores de l

Temas en esta nota